Financiación ilegal

El juez Castro abre una pieza secreta sobre las obras de la sede de Génova, 13

Solicita a la Audiencia Nacional la agenda de Granados y al PP las facturas de su reforma en la primera planta del edificio.

Sede del Partido Popular en la calle Génova de Madrid.

Sede del Partido Popular en la calle Génova de Madrid.

El juez José Castro ha abierto una pieza separada para investigar los pagos de la constructora OHL al Partido Popular de Madrid. En un auto emitido el pasado día 16, el magistrado balear solicita a la Audiencia Nacional la información existente en la trama Púnica sobre la agenda de Francisco Granados. Además, el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma de Mallorca libra un oficio a la Presidencia del Partido Popular para que  "informe sobre las obras de reforma que haya realizado en la plata primera" de la sede central del partido. 

La petición del juez Castro llega después de que este diario revelara los vínculos entre el empresario Javier López Madrid y la reforma de las instalaciones que el PP de Madrid ocupa en la primera planta del edificio de la calle Génova. La contabilidad manuscrita de Francisco Granados, localizada en el registro de su domicilio, fue interpretada después por el empresario David Marjaliza, considerado el principal testaferro del ex vicepresidente de la Comunidad de Madrid. Ante el juez Eloy Velasco, Marjaliza mantuvo que las iniciales "JLM" correspondían al yerno de Villar Mir, y las cantidades anotadas en relación a estas siglas, corresponderían a donaciones en dinero B aportadas a Granados por el consejero de OHL.

El magistrado enmarca sus pesquisas en la investigación sobre el hospital de Son Espases, otorgado a la constructora de Villar Mir por más de 700 millones de euros. Tanto Castro como la Fiscalía Anticorrupción trabajan con la tesis de que responsables del grupo OHL pagaron comisiones a miembros del PP a cambio de la concesión del contrato público.