Corrupción

El PP dice que ordenó destruir los discos duros por estar vacíos

El abogado del partido asume el borrado de los ordenadores de Bárcenas y 'salva' a Cospedal.

El extesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas

El extesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas Getty Images

El abogado Alberto Durán, jefe de la asesoría jurídica del PP, ha asumido esta viernes la responsabilidad de haber decidido el borrado y destrucción de los discos duros de los ordenadores que utilizaba el tesorero Luis Bárcenas, desvinculando de esa decisión a la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal.

Durán ha declarado como investigado durante dos horas y media ante la jueza Rosa María Freire, que trata de aclarar si la eliminación de los discos duros constituye delitos de daños informáticos y encubrimiento de la contabilidad B del PP.

El letrado no ha querido contestar a las acusaciones particulares que ejercen Izquierda Unidad, el Observatorio de Derechos Humanos DESC y el propio Bárcenas. Pero a preguntas de la instructora, de la fiscal y de las defensas ha señalado que la destrucción de los discos duros respondió a la aplicación de un protocolo interno según el cual esa medida ha de llevarse a cabo en los ordenadores de todos aquellos empleados del partido que lo abandonan tras haber manejado información sensible.

Durán ha asegurado que fue también él quién ordenó abrir y entrar en el despacho que utilizaba Bárcenas y que había permanecido bajo llave desde que se prohibió el acceso del extesorero a la sede de Génova.

La decisión de impedir la entrada a Bárcenas sí la tomó Cospedal, según dijo Durán, y fue comentada con la nueva tesorera, Carmen Navarro, también investigada en este procedimiento.

La prohibición de que Bárcenas pisara la sede nacional del PP -lo único en lo que habría intervenido la secretaria general del partido- se produjo después de que trascendiera que tenía cuentas millonarias en Suiza. A partir de entonces, el asesor jurídico negoció con los abogados de Bárcenas la retirada de las pertenencias que dejó en el despacho, que fueron embaladas en 21 cajas y entregadas a dos emisarios del ex tesorero.A Bárcenas no se le devolvieron los dos ordenadores portátiles que utilizó y que el partido considera de su propiedad. Alberto Durán ha explicado a la jueza que las computadoras fueron entregadas al jefe de los sistemas informáticos del partido, José Manuel Moreno, a quien el asesor jurídico encomendó que los custodiara "hasta nueva orden".

La nueva orden, consistente en el formateado y destrucción de los discos duros, llegó después de que el Juzgado archivara una denuncia interpuesta por Bárcenas sobre el supuesto robo de los ordenadores.

Según Durán, Moreno le dijo que había mirado los directorios de los archivos en las dos máquinas y "no había ninguno", de modo que, según el asesor jurídico, los discos duros que se eliminaron estaban vacíos.

La jueza le preguntó si era consciente de que esa destrucción se produjo cuando estaban abiertas en la Audiencia Nacional las instrucciones del caso Gürtel -en el que el PP era entonces acusación particular- y del caso de los papeles de Bárcenas. Durán dijo que él no intervenía en esos procedimientos, en los que actúan abogados externos al partido.

El PP se niega a contestar a la jueza

Tras su declaración como investigado, Durán asumió la representación procesal del propio Partido Popular, contra el que también se dirige la investigación por el borrado de los ordenadores del ex tesorero.

Fue una comparecencia muy breve porque el representante del PP anunció que no iba a contestar a ninguna pregunta, ni siquiera a las de la instructora. Alberto Durán se limitó a leer un escrito que llevaba preparado y en el que el partido asegura, llamativamente, que "ha ofrecido siempre la máxima colaboración con los tribunales" (a los que este viernes se ha negado a contestar).

El PP ha inaugurado, pues, con el silencio la figura de la responsabilidad penal de los partidos que introdujo en 2012 en el Código Penal y que vendió como una medida estelar de lucha contra la corrupción.

El escrito asegura que el PP "ha actuado en el presente supuesto, como hace siempre, dentro del más escrupuloso respeto por la legislación vigente" y muestra "todo su respaldo" a la tesorera Carmen Navarro, al abogado Alberto Durán y al jefe de los sistema de información, José Manuel Moreno, investigados en estas diligencias.

El PP afirma que "asume y ratifica cuantas declaraciones formulen o puedan formular en el procedimiento, dentro del convencimiento más pleno de que esa actuación ha estado presidida por el respeto a las normas legales y a los protocolos y procedimientos internos de la organización".

Después de Bárcenas, "profesionalización"

Añade que "desde que Luis Bárcenas abandonó la gestión del partido, ha sido y sigue siendo empeño constante de la nueva tesorera y gerente la profesionalización de la gerencia, con especial atención a la prevención de posibles actuaciones ilícitas".

También asegura que "en ningún momento se ha destruido o borrado ninguna información del señor Bárcenas dado que los ordenadores, propiedad del partido, que en su día usó fueron abandonados sin información, dato, archivo, registro o programa de ningún tipo".