Apunta a Cospedal

Bárcenas dice ahora que tiró el disco duro original de la contabilidad B

Declara que se deshizo de él por estar defectuoso. No se lo dijo a Ruz cuando le requirió el disco.

El extesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas

El extesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas Getty Images

El ex tesorero del PP Luis Bárcenas ha declarado este miércoles en el Juzgado de Instrucción número 32 de Madrid que "tiró" el disco duro original del ordenador Apple en el que introdujo datos sobre la contabilidad B del partido.

La revelación se produjo durante la declaración que Bárcenas prestó como testigo ante la jueza Rosa María Freire, encargada de investigar si hubo delitos de encubrimiento y daños informáticos en la destrucción por el PP de los discos duros que se encontraban el 3 de julio de 2013 en los dos ordenadores utilizados por el ex tesorero, que ya no trabajaba para el partido. Luis Bárcenas compareció 12 días después ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz y admitió la existencia de donaciones irregulares que no figuraban en la contabilidad oficial del PP.

Cuando Ruz reclamó al PP las computadores, el asesor jurídico, Alberto Durán, contestó que Bárcenas tuvo a su disposición dos ordenadores. Respecto al Apple, "el disco duro fue sustituido por Luis Bárcenas en el mes de octubre de 2012 (...), por lo que el partido no ha tenido a su disposición el citado disco sino el nuevo que el imputado instaló en octubre de 2012". El nuevo disco fue destruido, indicó Durán, de acuerdo con el "protocolo habitual" que se aplica cuando un empleado que ha manejado "información sensible" deja de trabajar en la organización.

También fue entregado a la Audiencia Nacional el segundo ordenador, un Toshiba, en el que no había disco duro. El PP asumió la destrucción del dispositivo original en cumplimiento del mismo protocolo.

Bárcenas aportó este miércoles al Juzgado de Instrucción número 32 la factura expedida a su nombre por la empresa que cambió el disco duro del Apple. Con ello quiso poner de manifiesto que tanto la computadora como el dispositivo de almacenamiento eran de su propiedad y no del PP, una conclusión desmentida en 2013 por otro Juzgado, el número 21, que archivó una denuncia del ex tesorero por el supuesto robo de los ordenadores.

Durante la declaración se le preguntó qué había hecho con el disco duro original del Apple y Bárcenas respondió que, al estar muy deteriorado, se deshizo de él. Este hecho, sin embargo, no fue puesto de manifiesto por el ex tesorero al juez Ruz cuando éste le reclamó el famoso disco duro en septiembre de 2013.

"No dispongo del disco"

La respuesta dada entonces a Ruz omitió toda referencia a que Bárcenas habría tirado el disco duro. Lo que contestó al juez de la Audiencia Nacional fue que "no disponía" del disco duro y que la información que contenía fue volcada "por mí mismo" al nuevo disco, el destruido por el PP el 3 de julio de 2013. Fuentes del partido aseguran, por el contrario, que el dispositivo que encontraron "estaba vacío".

Bárcenas, que antes de entrar en el Juzgado ha indicado a los periodistas que él "no va contra el PP ni contra Rajoy", ha sostenido ante la instructora que la información que contenían los discos duros era "delicada" y se refería a aspectos de financiación ilegal del PP.

Según ha dicho, había documentación relacionada con la operación de compra de acciones de Libertad Digital, recibís de pagos en A y en B y pantallazos de correos electrónicos con cargos del PP que no concretó.

La acusación popular que ejerce Izquierda Unida preguntó al ex tesorero por los nombres de los interlocutores de esos mails. Bárcenas, que estaba obligado a contestar por su condición de testigo, dijo entonces que "no se acordaba". Tampoco concretó los nombres de los firmantes del recibí.

Según el ex tesorero, en esos dispositivos había también información sobre sus cuentas en Suiza que le hubiera podido ayudar a defenderse en el procedimiento que tiene abierto en la Audiencia Nacional por su implicación en la trama de Francisco Correa.

Bárcenas apuntó a la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, como la responsable de la orden de entrar "por la fuerza" en su despacho y de ocupar los ordenadores. El ex tesorero anunció su intención de personarse en el procedimiento como acusación particular para aclarar la conducta de Cospedal, de Alberto Durán y de la actual tesorera, Carmen Navarro.

La última está citada este jueves como investigada (nueva denominación de los imputados) mientras que el asesor jurídico no declaró este miércoles como testigo, en contra de lo inicialmente previsto, dado que la acusación popular que ejerce Izquierda Unida anunció su intención de pedir su citación como investigado.

También está citado como investigado el jefe de los servicios informáticos del PP, Javier Barrero. Por petición de Bárcenas, el informático volcó en un pendrive los archivos del Toshiba que el ex tesorero le indicó. El pendrive, que contenía la contabilidad B del PP, fue entregado a Ruz durante la declaración-confesión del 15 de julio de 2015.

Cospedal, aforada ante el Supremo, dijo este miércoles respecto a la declaración de Luis Bárcenas que "sobre lo que diga este mentiroso estoy tranquilísima. Es un mentiroso compulsivo y qué le vamos a hacer".