Ex gobernador mexicano

Malestar en la Policía por la liberación de Humberto Moreira

Considera que la decisión del juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz perjudica la investigación.

El expresidente del PRI Humberto Moreira a su salida de la cárcel de Soto del Real

El expresidente del PRI Humberto Moreira a su salida de la cárcel de Soto del Real EFE

  1. Humberto Moreira
  2. Audiencia Nacional
  3. Fiscalía Anticorrupción
  4. Narcotráfico
  5. México
  6. PRI
  7. Policía Nacional
  8. Investigación policial
  9. Justicia

La Policía Nacional y la Fiscalía Anticorrupción llevaban meses detrás del ex presidente del PRI, Humberto Moreira. Sabían que el ex gobernador mexicano tenía domicilio en España e iba y venía desde su país pero nunca conseguían atraparle a tiempo. Sin embargo, el pasado 15 de enero tuvieron conocimiento de que Moreira aterrizaba en un vuelo a las 11.30 de la mañana en el aeropuerto de Barajas. Para los investigadores esta detención fue un triunfo, que se ha visto diluido tras su puesta en libertad.

La Policía ha recibido como un jarro de agua fría la libertad de Moreira. Sobre todo, después de publicar en su cuenta de Twitter el mensaje:

La expresión "misión cumplida" fue utilizada por el presidente de México Enrique Peña Nieto, también del PRI, tras la recaptura de Joaquín "El Chapo" Guzmán, quien se fugó del penal del Altiplano en julio pasado. "Misión cumplida: lo tenemos. Quiero informar a los mexicanos que Joaquín Guzmán Loera ha sido detenido", señaló el mandatario en su cuenta de Twitter tras su detención.

Sin pasaporte

Los investigadores no han visto con buenos ojos la decisión del juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz de dejarle en libertad con la única restricción de retirarle el pasaporte. El magistrado sabía que se iba a detener al ex gobernador del estado de Coahuila. Ese viernes por la tarde él no se encontraba en la Audiencia y fue el juez de guardia, José de la Mata, quien acordó enviarle a prisión.

De la Mata adoptó esta decisión con el criterio de evitar que Moreira se marchara del país hasta que el juez encargado del caso le tomara declaración. El lunes siguiente, Pedraz fijó para el viernes interrogar al ex dirigente mexicano. En el transcurso de esos días, su defensa aportó documentos que acreditarían que las transferencias realizadas desde México a España, por un importe total de cerca de 200.000 euros, tienen procedencia lícita.

Pedraz dio por buena la explicación del ex presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) basada en que las transferencias estaban realizadas desde dos sociedades suyas y, por tanto, el dinero es suyo. La investigación, no obstante, va más allá. Policía y Fiscalía sospechan que esas empresas son una tapadera y la clave es conocer realmente de donde llegó el dinero a esas sociedades.

La Fiscalía valora si recurrir

Ahora, la Fiscalía está valorando si recurrir la libertad. La detención de Moreira fue ordenada por Anticorrupción y los fiscales solicitaron que le metieran en la cárcel por el riesgo de fuga que implicaba su liberación. Están estudiando si recurrir su libertad ante la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional porque de hacerlo tendrían que poner encima de la mesa datos de la investigación que se encuentran secretos y que podrían dañar aún más el caso.

En el caso que finalmente no recurrieran, la libertad de Moreira quedaría confirmada y Pedraz le devolvería el pasaporte al ex presidente del partido de Peña Nieto. Si esto ocurre finalmente, el ex gobernador podría volver a México. Esto no significa que la causa se archive. Incluso, si las diligencias avanzaran se podría llegar a solicitar la extradición a las autoridades de su país.

Además del delito de blanqueo de capitales justificado por la defensa de Moreira, los investigadores sospechan que podría tener vínculos con el cártel mexicano de los Zetas. Ahora mismo, la causa se encuentra en fase de instrucción y por tanto en estos momentos se trabajan con indicios incriminatorios. Durante su interrogatorio ante Pedraz, Moreira fue preguntado por su relación con la organización criminal desvinculándose totalmente de ella e incluso hizo responsables a sus dirigentes de ordenar el asesinato de su hijo.