Humberto Moreira

El expresidente del PRI Humberto Moreira, citado como imputado para este viernes

El exgobernador mexicano comparecerá ante la Audiencia Nacional bajo la imputación de blanqueo de capitales, malversación, cohecho y organización criminal. 

El expresidente del PRI, Humberto Moreira.

El expresidente del PRI, Humberto Moreira. Efe

El exgobernador del estado mexicano de Cohauila, Humberto Moreira, declarará este viernes en calidad de investigado (imputado hasta el cambio de nomenclatura por la última reforma legal) para ser interrogado por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, en el marco de una investigación por cuatro delitos, el de blanqueo de capitales, malversación de caudales públicos, cohecho y organización criminal.

Según ha podido saber EL ESPAÑOL, Pedraz le ha citado a declarar después de que el pasado viernes fuera detenido en el aeropuerto de Barajas cuando intentaba entrar en España. Moreira llegó a ser presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y un personaje controvertido en México. Contra él pesan varias denuncias por haber desfalcado el estado que gobernó hasta 2011.

Pedraz le va a interrogar, entre otros aspectos, por intentar blanquear dinero presuntamente malversado de las arcas públicas en España. Es decir, según las investigaciones habría realizado varias transferencias por una suma que rondaría los 200.000 euros durante varios meses del año 2013. Fuentes del caso explican que las acusaciones van más allá aunque todavía se están analizando varios extremos.

Se revisará su prisión

Tras su interrogatorio del viernes es previsible que su defensa solicite su libertad o en su caso la imposición de una fianza para poder salir de la cárcel, mientras la Fiscalía Anticorrupción considere que hay suficiente riesgo de fuga para que permanezca en la cárcel de manera preventiva. El magistrado tendrá que valorar si Moreira tiene suficiente arraigo en España como para no intentar fugarse del país o, por el contrario, si su familia reside en México y no tiene lazos estrechos en España, pueda abandonar el país en caso de quedar libre. También deberá valorar si dejarle en libertad puede provocar que Moreira intenta destruir pruebas que le incriminen en el caso.

Tras ser detenido el pasado viernes por orden de la Fiscalía Anticorrupción, el exdirigente mexicano fue trasladado a la Audiencia Nacional. En ese momento se encontraba de guardia el juez José de la Mata. Al tratarse de una causa investigada por un compañero suyo, declinó interrogar a Moreira respecto a los detalles de la causa. Únicamente procedió a preguntarle por su arraigo en España para valorar un posible riesgo de fuga.

Tras la petición de Anticorrupción de enviarle a la cárcel, el instructor acordó su ingreso en prisión de manera preventiva. Este viernes Moreira podrá dar su versión de los hechos o, si lo considera oportuno, tiene el derecho a negarse a declarar. Por ahora, se encuentra interno en el centro penitenciario de Soto del Real (Madrid) y desde allí un furgón de la Guardia Civil le trasladará a la Audiencia Nacional.

La causa abierta por Pedraz, a instancias de la Fiscalía Anticorrupción, se inició a raíz de un aviso de Estados Unidos de que Moreira podría estar utilizando España para blanquear dinero procedente de la malversación de las arcas públicas de Cohauila para introducirlo en el circuito económico legal.

La confesión del testaferro

Las sospechas de las autoridades americanas se iniciaron a raíz de la confesión de uno de sus testaferros ante la Corte del Distrito de San Antonio, en Texas. El 30 de abril de 2014 la Corte de San Antonio anunció el procesamiento del empresario Rolando González-Treviño, acusado por mover fondos de cuentas del gobierno de Coahuila, de donde Moreira era gobernador. Este empresario alcanzó un pacto con la fiscalía estadounidense y se declaró culpable. En su confesión, el empresario señala a Moreira como máximo responsable del saqueo público.

La UDEF y la Fiscalía Anticorrupción tienen localizadas las transferencias realizadas por Moreira en cuentas en España, país al que viajaba de manera asidua, e incluso donde vivió durante una temporada.