EL GOBIERNO, EN EL AIRE

El Rey prefiere proponer a Rajoy como candidato a la presidencia del Gobierno

Según Joan Baldoví, el monarca se decanta por "seguir el orden natural de las cosas" y “podría” proponer a otro candidato si el PP le explica este viernes que no puede “conseguir suficientes votos o consenso”.

El Rey ha recibido hoy al portavoz de Compromís-Podemos, Joan Baldoví, en el cuarto día de consultas

El Rey ha recibido hoy al portavoz de Compromís-Podemos, Joan Baldoví, en el cuarto día de consultas Efe

Los encuentros de Felipe VI este jueves con los líderes políticos han dejado algunas pistas sobre su decisión más difícil hasta ahora: ¿A quién proponer como candidato a la presidencia del Gobierno? En principio, a Mariano Rajoy, porque el monarca es partidario de “seguir el orden natural de las cosas”. Es lo que había ocurrido hasta ahora: Juan Carlos I siempre propuso al líder del partido más votado.

Así lo ha desvelado Joan Baldoví, el cabeza de lista de la coalición Compromís-Podemos-Es el moment tras reunirse este jueves con el monarca en La Zarzuela. Pero Baldoví ha añadido que el monarca no descarta la “posibilidad” de tener que proponer a otro candidato, presumiblemente Pedro Sánchez, si el “PP no puede conseguir suficientes votos o consenso”. Este jueves ya ha sumado otros dos “no” a Rajoy: los de Baldoví y de Xavier Domènech (En Comú Podem). Con más noes que síes sobre su mesa desde que el lunes empezó la ronda de consultas, Felipe VI está a la espera de su reunión mañana por la tarde con el presidente en funciones para tomar esa decisión. Rajoy será el último de los 14 líderes en acudir a Zarzuela a las cinco de la tarde.

La Constitución no limita la acción moderadora del monarca. En principio tendría que proponer al candidato el próximo lunes, pero puede tomarse “todo el tiempo que necesite o crea necesario”, según Zarzuela. Sobre todo porque, según Baldoví, el monarca es “muy consciente” de que se estrena con una legislatura “mucha más complicada” que la última de su padre, Juan Carlos I. Entonces, en 2011, el PP obtuvo mayoría absoluta y la ronda de consultas no fue más que un puro trámite.

Rajoy, entre la soledad y las bromas

Desde el PP se intentó ayer poner fin a los rumores sobre los supuestos planes de Rajoy ante las dificultades que tiene para formar gobierno. Rafael Hernando, el portavoz del PP en el Parlamento, habló en términos aparentemente tajantes sobre lo que hará Rajoy este viernes: “Le trasladaremos a su majestad nuestra voluntad firme de presentarnos”.

Hernando ha analizado desde hermetismo del presidente hasta la broma de este jueves que le hizo quedar con Carles Puigdemont. Su conclusión: “Por muchas estrategias, cambalaches o posibilidades que haya, al final lo que determine su majestad el rey es lo que procede”. Esto, para Baldoví, es complicado debido a la “evidente soledad de Mariano Rajoy: no puede mirar a ningún sitio, no tiene ningún amigo, y eso es fruto de la manera de gobernar estos últimos cuatro años”.

Baldoví le ha transmitido al rey que “en ningún caso” apoyarán ellos a Rajoy, pero ha ha dejado en el aire si lo harán por “Sánchez, por Pablo Iglesias, o por cualquier candidato que sea capaz de generar una mayoría de cambio”.

Dos regalos al monarca

A la espera de que este viernes llegue Pablo Iglesias a primera hora de la mañana, Felipe VI ya tiene dos regalos: un ejemplar de los Fueros de Valencia que, según Baldoví, “nos abolió por justo derecho de conquista su antecesor Felipe V” en referencia a los decretos de Nueva Planta de 1707 por el que primer rey borbónico abolió las instituciones de Valencia y Aragón, y el último libro publicado por Domènech, que es historiador. En él explica el 15M y de los movimientos ciudadanos.

“Durante el reinado de Felipe VI los valencianos esperamos poder recuperar aspectos de nuestra identidad que fueron abolidos y adaptarlos al siglo XXI”, concluyó Baldoví, que destacó cómo le ha impresionado “la altura” física del nuevo monarca: eso les llevó a hablar de baloncesto y de sus “problemas de espalda”.

Igual de cordial ha sido la reunión del rey con Domènech, que ha insistido en el “muy interesante” debate que ha tenido con él: “Es la primera vez que yo iba a esto, ¡necesitaré un día para tener una impresión!

España tiene una larguísima tradición de debatir constituciones

El líder de En Comú Podem ha explicado que han hablado mucho de la reforma constitucional; de las “soberanías compartidas o no”; del “encaje de Cataluña en España” y del referéndum que según Domènech puede celebrarse “usando la vía del artículo 92 de la Constitución”.

“Le he planteado que España puede estar llegando tarde. España tiene una larguísima tradición de debatir constituciones”, ha dicho Domènech tras advertirle de la posibilidad de una “ruptura” si se llega “tarde y mal”.

Tanto han hablado del futuro de España y de la desigualdad económica del país según el último informe de Oxfam, que “las posibles alternativas a la investidura” ha quedado en un segundo lugar. Entre risas, Domènech ha resaltado que es “obvio” su no al PP y su oposición a una gran coalición que ellos ven como “una mayoría artificial para garantizar el mantenimiento de algo que está en crisis- el bipartidismo”. Tampoco apoyarán a una coalición que incluya a Ciudadanos.

Ha insistido Domènech en que aún no hay un “diálogo real o una negociación” con el PSOE para apoyar una alternativa de izquierdas. “Para nosotros la propuesta de referéndum es una propuesta. Si ellos tienen otra, que nos la cuenten”, ha señalado a una línea roja inicial que ya está más diluida.

Y aunque ha reconocido el derecho de Rajoy a presentarse a la investidura, ha concluido: “Todo el mundo tiene derecho al fracaso”.