DESTAPÓ EL CASO NÓOS

Interior niega la medalla policial al fiscal Horrach

Pese a la propuesta de la Jefatura de Policía balear, Interior no ha concedido la medalla al mérito policial Horrach. 

El Ministerio no ha querido premiar a quienes no pidieron imputar a la infanta.

El Ministerio no ha querido premiar a quienes no pidieron imputar a la infanta.

El escándalo de las medallas policiales ha alcanzado este año límites incomprensibles para una parte del cuerpo y ha provocado incluso que varios sindicatos se hayan negado a acudir al acto de entrega por haber sido concedidas a altos cargos a los que se reputan pocos méritos para obtenerlas o a personas que nada tienen que ver con actos sobresalientes.

Una de las decisiones que en último momento adoptó el Ministerio del Interior ha sido no conceder la medalla blanca propuesta para el fiscal anticorrupción Pedro Horrach y para seis de los agentes del grupo de blanqueo de capitales de Baleares que sacaron adelante no sólo el caso Nóos sino que también desenmascararon toda la corrupción balear liderada por Jaume Matas.

Según ha podido saber EL ESPAÑOL de fuentes policiales, Horrach y ocho agentes del grupo de blanqueo habían sido propuestos por la Jefatura Superior de Policía de Baleares y después por la Dirección Adjunta Operativa para recibir la distinción.

Sin embargo, cuando la propuesta llegó al Ministerio, se optó por no darles la condecoración debido a la 'mala imagen' que suponía premiar a aquellos que han luchado contra la corrupción del partido que gobierna.

Fuentes próximas a los agentes de Baleares sospechan que en la decisión de retirarles el apoyo ha pesado el hecho de no querer dar la imagen de que el Ministerio premia a quienes no han querido imputar a la infanta Cristina de Borbón.

Dentro del equipo hay un fuerte malestar porque fueron ellos quienes destaparon todo el caso de corrupción de Palma Arena, a través del cual se llegó hasta Iñaki Urdangarín, marido de la infanta.

Estas mismas fuentes recuerdan que fue este grupo de policías, junto con el fiscal anticorrupción, quienes decidieron ir contra el yerno del Rey Juan Carlos I. En ese momento, Urdangarín era uno de los intocables de la Casa Real y era impensable que se llevaran a cabo entradas y registros en sus oficinas. Aún así se hizo y se le imputó por varios delitos de corrupción y delitos fiscales.

El problema llegó cuando se tuvo que decidir si se actuaba contra la hija del monarca. Policía, fiscal y Agencia Tributaria consideraron que no había indicios contra Cristina de Borbón para encausarla, criterio que no compartía el juez José Castro, que optó por ir hasta el final contra ella y sentarla en el banquillo de los acusados.

Defender a la infanta les ha dejado fuera

Ahora, la decisión de negarles, una vez propuestos, la concesión de la medalla blanca -no remunerada- al mérito policial ha puesto en evidencia que no pueden ser premiados aquellos que consideraron que la hermana de Felipe VI no podía ser considerada cooperadora del supuesto delito fiscal que se atribuye a su marido. Únicamente dos de los agentes que se encontraban en en ese grupo han recibido la medalla porque actualmente se encuentran en otra unidad.

Durante los últimos años, los investigadores de Baleares han luchado contra la corrupción de uno de los bastiones del Partido Popular, poniendo a Jaume Matas entre rejas. Este dirigente popular no era simplemente el presidente del Gobierno balear sino que fue uno de los hombres de José María Aznar y llegó a ostentar el cargo de ministro de Medio Ambiente.

Aquellos que desentrañaron el caso Nóos lamentan que después del trabajo llevado a cabo, que empezó en noviembre de 2011 con la entrada y registro de las oficinas de la fundación dirigida por Urdangarín y su socio Diego Torres, se haya visto empañado por la controversia sobre la implicación en los hechos de Cristina de Borbón.