Hacia el 26-J

Rajoy lleva Venezuela al Consejo de Seguridad Nacional tras el regreso de Rivera

El líder de Ciudadanos telefonea a García-Margallo para informarle de sus reuniones con la oposición en Caracas.

Rivera, a su llegada a Madrid.

Rivera, a su llegada a Madrid. Efe

La inclusión de la crisis de Venezuela en el orden del día del Consejo de Seguridad Nacional que preside el viernes Mariano Rajoy ha evidenciado el daño que ha hecho en el seno del gobierno la visita de Albert Rivera a Caracas. La inestabilidad del país sudamericano y su impacto en los intereses españoles será uno de los asuntos del Consejo. No estaba en la agenda de la reunión y se ha incluido a última hora. El Consejo quiere evaluar la situación que afronta la colonia de 200.000 españoles residentes en Venezuela.

El viaje de Rivera se ha convertido en la primera batalla del 26-J y ha escocido en Moncloa. El apoyo a la oposición venezolana al régimen de Nicolás Maduro ha sido uno de las principales banderas del PP. Rajoy fue uno de los primeros presidentes en reunirse con Lilian Tintori, esposa del líder opositor encarcelado Leopoldo López. Aquel encuentro se celebró en Génova en octubre del 2014, y no en Moncloa. Pero el Gobierno de Maduro reaccionó llamando a consultas a su embajador en Madrid. Ya en septiembre del 2015, Rajoy recibió a Tintori en La Moncloa.

Protagonista de la semana

Pero Rivera ha conseguido acaparar el protagonismo de una semana de precampaña parca en actos y mensajes. Y lo ha hecho además, con Venezuela. El líder de Ciudadanos se ha entrevistado en Caracas con los dirigentes de la oposición. En su discurso ante la Asamblea venezolana, invocó el espíritu de diálogo de la Transición para llamar a la reconciliación en Venezuela.

Rivera telefoneó el jueves al ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García Margallo, para trasladar al Gobierno sus impresiones sobre el viaje. Rivera le explicó su percepción sobre la crisis humanitaria que vive Venezuela y que el régimen chavista se niega a reconocer y se puso a disposición del Gobierno de España para ayudar en lo que necesite. Rivera también anunció que se pondrá en contacto con los ex presidentes socialistas, José Luis Rodríguez Zapatero y Felipe González, que están mediando en Venezuela.

Mensajes contra Podemos

Una de las claves del viaje es la sintonía histórica del chavismo con la coalición Unidos Podemos. Y el candidato de Ciudadanos no ha dejado escapar la ocasión de recordárselo a su rival en las urnas Pablo Iglesias, una y otra vez. Rivera pidió a Podemos que, ya que "tiene mano" con el chavismo, ayude a la liberación de los presos políticos. 

Rivera dijo nada más aterrizar el jueves en Madrid que la situación de emergencia que vive Venezuela le ha hecho reafirmarse en sus convicciones de que el modelo que defiende Iglesias es "desastroso" para España.

"El señor Errejón, el señor Monedero, el señor Pablo Iglesias han ido durante años a defender al régimen chavista. Ellos son chavistas y lo han reconocido siempre", dijo. "Pero yo digo que lo que he visto ahí con mis propios ojos no lo quiero para mi país. Me parece un modelo desastroso desde el punto de vista económico y social y un modelo que no respeta los derechos humanos".

Rivera recordó que tanto Iglesias como el portavoz de IU, Alberto Garzón, han justificado el encarcelamiento de algunos opositores venezolanos, como Leopoldo López, por ser golpistas, pero él -señaló- no ha visto golpistas sino demócratas presos por opinar de forma distinta al Ejecutivo de Nicolás Maduro.

NO HAY SEGURIDAD

Además de la falta de libertades y de la inseguridad en Venezuela, Rivera cree que lo prioritario es atender los problemas humanitarios porque si no se reconoce lo que está sucediendo en el país caribeño, "puede morir mucha gente en los próximos días" por falta de medicamentos. "Reconozcamos eso y ayudemos a Venezuela, y también digámosle a Maduro que, por favor, se deje ayudar".