Europeo de Atletismo

Sergio Fernández, plata en 400 metros vallas; Toni Abadía, bronce en los 10.000 metros

Gran jornada del atletismo español en Amsterdam. Fernández fue el primer atleta español en conseguir una medalla en esta prueba en la cita continental. 

Sergio Fernández celebra su plata en el Europeo.

Sergio Fernández celebra su plata en el Europeo. EFE

  1. Atletismo
  2. Atletas
  3. Campeonato de Europa de Atletismo
  4. Ámsterdam
  5. RFEA Federación Atletismo
  6. Juegos Olímpicos 2016

El navarro Sergio Fernández consiguió la medalla de plata en la prueba de 400 metros vallas en los campeonatos de Europa de Atletismo que se disputan en la localidad de Ámsterdam. El discípulo de Jesús Álvarez Ozcariz paró el crono en 49,06 segundos, a tan solo cuatro centésimas de su mejor marca personal de siempre. Fernández finalizó por detrás del turco Yasmani Copello, que registró un tiempo de 48,98 segundos. Tercero entró en meta el suizo Kariem Hussein.

La del vallista navarro es una medalla histórica, pues se trata de la primera presea que consigue un atleta español en la cita continental en esta prueba.

Fernández consigue de esta forma la segunda medalla para la delegación española en la actual edición de los Europeos, tras el oro cosechado en la tarde de ayer por la saltadora Ruth Beitia, que se hizo con su tercer título de campeona de Europa con un mejor salto de 1,98 metros.

Toni Abadía, bronce en los 10.000 metros

Toni Abadía ha conseguido la medalla de bronce en la final de los 10.000 metros. El zaragozano llegó a meta en 28:26.07 y tan solo fue superado por los intratables turcos Polat Kemboi Arikan (28:18.52) y Ali Kaya (28:21.42), que se distanciaron del resto de competidores desde el principio.El aragonés aguantó en el grupo y se jugó el podio con el ucraniano Dmytro Lashyn y Dewi Griffiths, a los que abandonó con un magnífico cambio de ritmo a falta de 300 metros. Juan Pérez y Dani Mateo acabaron sexto y séptimo con 28:37.42 y 28:43.03, respectivamente.

"Aquí gana el que más huevos tiene"

"He salido controlando la primera parte de la carrera y cuando he visto que tenía a todos ahí he dicho: aquí gana el que más huevos tenga y no me he rendido. He seguido hasta el final, hasta que mis piernas han dicho basta", reflexionó el atleta navarro tras acabar la carrera. "Ahora mismo estoy en una nube", prosiguió.

"Otro sueño más hecho realidad, no sabía que podía estar en puestos de medalla en unos campeonatos de Europa. Sabía que la mayoría de los buenos están preparando los Juegos y el nivel podía ser algo inferior al de otras ediciones y he aprovechado mi baza", relató.

Su próximo reto son los Juegos de Río. "Ahora, a seguir soñando. Vamos a ir a los Juegos, que era el gran objetivo del año. Vamos a más poco a poco, estamos en la pomada y me gustaría estar en la final, si puede ser. Ahora va a costar llegar a Río, porque llevamos un mes metiendo mucha calidad y el pico de forma no se puede mantener durante dos meses".

"Yo creo que ya queda aguantar un poco la forma y a ver si llegamos bien a Río y podemos entrar en la final. ¿El récord de España? Si sigo en esta forma puede caer este año, pero ese no es el objetivo. Tenemos que tener los pies en el suelo, ir pasito a paso", dijo.