Brasil

Edilson, de ganar el Mundial 2002 a la cárcel por no pagarle la pensión a sus hijos

El antiguo jugador de la 'canarinha', pasó diez días en prisión a raíz de una deuda de 131.000 dólares por la pensión alimenticia.

Edilson, durante el Mundial 2002 con Brasil.

Edilson, durante el Mundial 2002 con Brasil.

  1. Brasil
  2. Brasilia
  3. Mundial de fútbol

Pocas delanteras se recuerdan más letales que la de Brasil en el Mundial de 2002. Con Ronaldo, Rivaldo y Ronaldinho, la 'canarinha' logró alzarse con el título de campeón ocho años después. Entre los tres marcaron 15 de los 18 goles de la selección en el torneo. Los tiempos del fútbol total tocaban a su fin. Pero se dio un homenaje antes de despedirse.

Por si fuera poco, Luiz Filipe Scolari tenía en el banquillo a algunos 'cracks' capaces de revolucionar los últimos minutos del encuentro en los partidos encallados. Ahí estaba Edilson que, en el ocaso de su carrera, se había ganado un puesto en la selección. En aquel torneo jugó cuatro partidos. Y, aunque no logró marcar ningún gol, besó la Copa del Mundo como los demás.

De la gloria a la cárcel

Catorce años después de los días de gloria, Edilson acaba de salir de la cárcel. Ha pasado semana y media entre rejas por una deuda de unos 131.000 dólares, equivalentes a los tres años de pensión alimenticia -más intereses- que no les ha pasado a sus hijos.

Aunque el montante de lo que ha abonado no se ha hecho público, se trata de una cantidad que la justicia de Brasilia considera acorde al estatus económico de Edilson. Y es que, a pesar de pasar casi toda su carrera en su país natal, el ariete no fue un jugador más en el Brasileirao.

En 1993 batió el récord como el fichaje más caro del campeonato al firmar por el Palmeiras, aunque poco después el mítico Edmundo volvería a sobrepasarlo. Marcó seis goles en 20 partidos con la 'canarinha' y, en toda su carrera, consiguió 176 tantos en más de 400 partidos.

Edilson pasó brevemente por el Benfica y se enroló en multimillonarios proyectos tanto en Japón como en los Emiratos Árabes Unidos, hasta que se retiró definitivamente en 2011, con 40 años.

Los problemas empezaron después. Hace un par de años ya había sido detenido por las deudas con su familia, aunque no llegó a pisar la cárcel. Sin embargo, Edilson se vio tan presionado por la justicia que este mismo año ha decidido volver a los campos al firmar un contrato el Tabao da Serra, de la cuarta división brasileña.