David Palomo

El portero alemán sigue encajando goles en este principio de temporada. En total, a estas alturas de curso, con siete partidos oficiales disputados, ha concedido 16 tantos, los mismos que la pasada campaña en los 21 partidos que disputó entre Champions y Copa del Rey. Ante Las Palmas, volvió a estar inseguro. En la primera mitad, en una mala salida, estuvo a punto de dejar la pelota dormida en su área. Y ya en la segunda, casi al final, no pudo hacer nada ante el disparo de Jonathan Viera, que pegó en Piqué y confundió a Ter Stegen.

El internacional germano, que se incorporó antes a la pretemporada después de clasificar a la sub-21 para los Juegos Olímpicos, llegó a la Ciudad Condal con el objetivo de quitarle el puesto titular a Bravo. Sin embargo, no lo ha conseguido. En la Supercopa de Europa contra el Sevilla (5-4) recibió cuatro y en la ida contra el Athletic en la Supercopa de España (4-0) repitió la mala actuación.

La última oportunidad de Ter Stegen para seguir ocupando la portería del Barcelona llegará, precisamente, ante un conjunto alemán: el Bayer Leverkusen. Porque todo indica que Bravo reaparecerá contra el Sevilla, en el Sánchez Pizjuán, el próximo tres de octubre. Porque la cruz es total. A estas alturas, la pasada temporada, el Barça no llevaba ningún; esta campaña ha concedido 14.