Entrevistas

Richard Nguema: “No he contactado ni con Marcus Slaughter ni con Andy Panko”

EL ESPAÑOL entrevista en exclusiva a uno de los principales implicados en la trama de los pasaportes falsos, que pone en tela de juicio la abundancia de jugadores cotonou en el baloncesto europeo.

Richard Nguema maneja el balón durante su etapa en el Real Madrid.

Richard Nguema maneja el balón durante su etapa en el Real Madrid. EFE

Hubo un tiempo en el que Richard Nguema (Madrid, 1988) estuvo bien posicionado para pelear por un puesto en la élite del baloncesto español. Formado en la cantera del Real Madrid, el base de ascendencia ecuatoguineana llegó a debutar con el primer equipo en la ACB. También fue internacional con España en categorías inferiores, conquistando un bronce europeo sub18, y gozó de otras experiencias en la mejor liga de Europa con Estudiantes y Obradoiro.

Sin embargo, no acabó de encontrar su sitio. Relegado a las ligas LEB (Oro y Plata) con el Cáceres y ahora a la EBA (Real Canoe), su única aventura en Guinea Ecuatorial fue en los Malabo Kings. Allí coincidió durante unos meses en 2014 con Hugo López, exayudante de Pablo Laso en el Real Madrid y posteriormente técnico del Fuenlabrada. Aún no lo sabían, pero aquella experiencia acabaría trayendo a ambos más disgustos que alegrías posteriormente.

Entrenador y jugador han sido acusados de ser los intermediarios en el caso de los supuestos pasaportes falsos de Marcus Slaughter y Andy Panko por sus vinculaciones pasadas con Real Madrid y Fuenlabrada y también con los Malabo Kings, epicentro de toda la polémica. Nguema ha accedido a una entrevista exclusiva con EL ESPAÑOL para aportar su versión.

En ella, niega conocer personalmente a Slaughter y Panko, al igual que su vinculación y la de Hugo López con el caso. También descarta la implicación de Real Madrid y Fuenlabrada, a los que desvincula por completo al tiempo que desvela su negativa a hablar ante el juez el pasado 9 de marzo.

¿Cuál es su versión de los hechos?

Todo se está alejando mucho de la realidad. Cuando estaba jugando en los Malabo Kings tuvimos una competición internacional en Túnez e hicimos un mes y pico de concentración entre Madrid (Pinto) y Galicia. Nuestro equipo estaba compuesto por cinco jugadores de Guinea Ecuatorial, entre ellos yo, y el resto eran americanos. Jugamos varios partidos por toda España y la gente se preguntaba por qué nosotros teníamos seis jugadores americanos (sólo se pueden tener dos). No es la primera vez, hay muchos equipos ACB que van con americanos de más porque les nacionalizan y demás.

Ahí es donde entra este señor, Julián Aranda, de la agencia BeoBasket. Ese agente vio nuestras circunstancias y se puso en contacto con gente de nuestro equipo. Mi única vinculación con el caso es ésta. También se ha vinculado a Hugo López cuando tampoco tiene nada que ver, porque era simplemente el entrenador de los Malabo Kings. No participaba en las gestiones de los jugadores, que eran temas de la directiva. Nosotros estábamos al margen de todo eso. Se aprovechó el rebufo de nuestro equipo para hacer el pasaporte de estos señores. Se está tergiversando todo como si fuésemos nosotros los involucrados cuando no tenemos nada que ver.

Usted coincidió con Hugo López en los Malabo Kings. ¿Es tan buen amigo de su familia como se ha dicho?

No. Primero, Hugo no es amigo mío. Ha sido mi entrenador y hubo una relación técnico-jugador con él. No conoce a ningún miembro de mi familia más que a mí. No sé de dónde ha salido lo de la relación con mi familia.

¿Entonces él no sabía que su padre es un importante diplomático guineano antes de fichar por el Fuenlabrada?

Eso es totalmente falso. Hugo López no conoce a nadie de mi familia. Ni a mi padre ni a mi madre, me conoce a mí.

¿Es posible que, sabiendo que su familia tiene relación con las instituciones guineanas, López le pidiese ayuda en algún momento para llevar a cabo las nacionalizaciones de Slaughter y Panko?

No, no, para nada. Eso lleva un proceso que no se puede realizar así, por muy diplomático que seas. Hay que pasar unos trámites que no se pueden saltar seas quien seas.

¿Qué me dice de los supuestos contactos que López hizo en las instituciones diplomáticas guineanas a través de usted y de su entorno?

Son mentira, para nada.

¿Su exentrenador pudo aprovecharse de esos supuestos contactos para ayudar al Fuenlabrada a nacionalizar a Andy Panko?

Sé los contactos que tenía en Guinea Ecuatorial porque yo estaba al tanto. Contactaron con Hugo López a través de un señor de Malabo Kings que se mueve mucho por España. Le ofrecieron entrenar al equipo y su única relación con el país es este señor, que es un directivo. No tiene más relación con nadie de Guinea.

¿Él no sacó ningún contacto más para el tema de los pasaportes a partir de su etapa en los Malabo Kings?

En Túnez, como sabe la prensa, tuvimos una serie de problemas. No pudimos competir todo lo bien que teníamos que haber competido por problemas ajenos al deporte. El único contacto de Hugo López, que es quien le ficha, le deja mal. Tuvo problemas para cobrar y, hasta el día de hoy, no sé si ha cobrado o se ha solucionado el tema. En lo que es su trabajo, que es ser entrenador de baloncesto, no cumplieron con él.

Hugo López durante su etapa como entrenador del Fuenlabrada

Hugo López durante su etapa como entrenador del Fuenlabrada EFE

Se ha publicado que al final de la pasada temporada usted era un habitual de los entrenamientos del Fuenlabrada. ¿Es cierto?

Eso es mentira. Sí que he ido a un entrenamiento del Fuenlabrada, pero como he ido a los del Estudiantes. Tengo amigos en Fuenlabrada y un día que tenía libre estuve en el entrenamiento 25 minutos y me fui. Que era un habitual es mentira, he ido a un entrenamiento.

¿Su interés en el equipo radicaba sólo en sus amistades allí?

Exacto, era meramente deportivo.

¿El Fuenlabrada le pidió ayuda expresamente con el tema de los pasaportes en algún momento?

Nada. Nadie del Fuenlabrada se ha puesto en contacto conmigo en ningún momento, al igual que no los he tenido con el Madrid. Hay cosas que se han dicho que son todas mentira. No he tenido contacto ni con el Fuenlabrada ni con el Madrid ni con Marcus (Slaughter) ni con Andy (Panko). La única persona con la que he tenido contacto es con este señor, Julián Aranda, que es el que vino abiertamente pidiendo esta solicitud.

Nosotros (los Malabo Kings) le dijimos que no sabíamos cómo funcionaba esta gente y al cabo de un tiempo no sé qué mecanismo se dio, pero siguió adelante con el proceso. Entiendo que tuvo relación con alguien del club cuando estuvimos en España y pudo sacar adelante esos pasaportes.

¿Entonces usted ha tenido alguna conversación sobre el tema de los pasaportes con Julián Aranda o Misko Raznatovic, agentes de Slaughter y Panko?

Con Misko no he tenido relación. Julián hizo un ofrecimiento, se le negó porque sabíamos qué mecanismos usaba y esa es toda la conversación que he tenido con él.

¿Aranda quería conseguir esos pasaportes vinculando de alguna forma la consecución a los Malabo Kings?

Exacto. Es lo que yo creo. Él está intentando vincular todas las relaciones que existen entre Hugo y entre yo para que ellos (los agentes) se queden un poco al margen de todo. A mí me cansa un poco todo esto.

¿Usted ha tenido alguna participación en esos trámites de nacionalización de los jugadores?

No, de ningún tipo.

¿Sabe a qué se debe que los pasaportes se tramitasen en el consulado de Guinea Ecuatorial en Las Palmas de Gran Canaria y no en Madrid, donde se encuentra la embajada y residían y jugaban Slaughter y Panko?

No lo sé, la verdad. Primero, yo no sé si la embajada puede expedir pasaportes o no. Creo que se expiden en Guinea. Aquí, cuando un guineano tiene algún problema con su pasaporte, lo que le dan es un salvoconducto para viajar.

¿No le resulta extraño que los números de los pasaportes guineanos de Slaughter y Panko coincidan?

Sí, claro que me parece raro, a quién no le va a parecer raro. Obviamente es extraño.

¿Cree que a través de esa coincidencia se puede demostrar la presunta falsedad de la que se está hablando?

Sí, entiendo que a raíz de eso vendrá todo.

Marcus Slaughter en uno de sus encuentros con el Real Madrid.

Marcus Slaughter en uno de sus encuentros con el Real Madrid. Efe

¿Usted sabía de la presunta falsedad de los pasaportes de ambos jugadores antes de que se hiciese pública?

Sí, sí, sí. En cuanto esto se empezó a torcer, en todo momento han intentado involucrarme aprovechando el cargo político de mi padre, el ser un jugador nacido en España pero con nacionalidad guineana también… Les ha salido bien, porque también sale el nombre de Hugo López, que ha entrenado en el Fuenlabrada, el Madrid… Han intentado usar esa conexión. Que sí, que suena todo muy bonito, pero que no tiene nada que ver con la realidad.

¿Su padre tampoco ha tenido nada que ver con este tema?

Nada, nada que ver. No es su competencia ni mucho menos. No es algo a lo que se dedique ni que tenga la necesidad de hacer.

¿Conocen usted o su entorno a la embajadora de Guinea Ecuatorial en España, encargada de advertir de la presunta falsificación de los documentos de Slaughter y Panko?

Yo no la conozco personalmente. Supongo que mi padre la conocerá, pero yo no.

¿Le llegaron rumores o constataciones de que el Real Madrid y el Fuenlabrada participaron de la presunta ilegalidad de estos trámites?

La única persona que puedo decir que estaba al tanto y que manejaba toda esta situación es el señor éste, Julián Aranda, de BeoBasket.

¿Los jugadores de ambos equipos a los que usted conoce no eran conscientes de todo este asunto?

No, la verdad es que no. El propio Marcus llegó a jugar como guineano, entonces estarían al tanto de que estaba jugando como cotonou. De ahí a que supiesen la tramitación y todo eso, no sé. No le constaba a nadie, que yo sepa.

¿Conoce personalmente a Marcus Slaughter y Andy Panko?

No.

¿A quién cree que se le deben pedir responsabilidades para esclarecer el caso: los clubes, la FEB, la ACB…?

Al final, el Tratado de Cotonou está en todos los sectores. Lo que pasa es que en el mundo del deporte intentan aprovecharse de ello. Tendrían que llegar a un acuerdo común y regularlo, que fuese realmente como dicen que es. Hay un señor, no sé su nombre, que está diciendo que supuestamente los jugadores fueron nacionalizados para jugar con la selección guineana. Si juegas con Guinea, pues que sea así. Puede ser para un fin común, que jueguen realmente con la selección o que residan en el país. Que se obtenga la nacionalidad como se obtiene legalmente. Obviamente, para eso es el tratado. Y si no, que vean cómo pueden revocar esta ley.

¿Todo esto debería tener consecuencias deportivas? Pérdida de títulos por parte del Madrid, que el descenso del Fuenlabrada el año pasado se haga efectivo…

Yo no tengo competencia en esos campos. Quitar títulos y esas cosas son temas muy delicados. Obviamente, no soy partidario de eso. No creo que el Madrid ganase lo que ganó por esa circunstancia, ni mucho menos. Y el Fuenlabrada descendió de hecho… Esa pregunta no es a mí a quien se la deben hacer.

¿El caso Slaughter-Panko es la demostración de que el baloncesto europeo ha llegado demasiado lejos con los jugadores cotonou?

Estaba claro que el tema de los cotonou acabaría explotando en algún momento. Ya eran muchos casos. Intentar dar nivel a la liga a veces perjudica a terceros. El Tratado de Cotonou está en otros sectores y no es algo sencillo, porque tampoco puedes discriminarlo. Es un tema un poco complicado, de verdad.

¿Qué consecuencias debería tener todo esto para el que según usted es el responsable del caso, Julián Aranda?

Yo no soy juez. Si efectivamente se demuestra que los pasaportes son falsos, entiendo que ha sido una mala gestión de quien se la haya hecho. Ya se determinarán las consecuencias.

¿Usted cree que las gestiones no se hicieron con mala fe?

No, no han encontrado a la persona correcta o no han hecho los trámites correctos. No sé, al final hay muchas suposiciones. Lo que sí que es verdad es que el equipo nacional de fútbol de Guinea tiene muchos nacionalizados brasileños. Ahora ya no tanto porque el fútbol guineano ha mejorado, pero es una práctica común en Guinea al no tener tantos jugadores profesionales. También en fútbol sala. En baloncesto no tanto porque no es profesional allí, pero en fútbol tienen que echar mano de brasileños y gente de Colombia para poder hacer una selección mínimamente competitiva. Sí que se hace, por eso no entiendo lo que ha pasado.

Por ejemplo, Misko Raznatovic publicó un mensaje en su Twitter que decía “¡Viva Guinea Ecuatorial!”…

No lo sé. No le conozco y no sé si lo sabían o no. Entiendo que no sabían que estaban haciendo algo ilícito, porque estamos hablando de una competición importante como la ACB. Pero lo que no voy a permitir es que intenten quitarse su parte de vinculación, que no creo que sea su culpa ni mucho menos. Que traten de escudarse en Hugo y en mí por el mero hecho de haber jugado en el equipo de Guinea Ecuatorial en las fechas en que esto se estaba tramitando.

Andy Panko, durante un encuentro con el Fuenlabrada.

Andy Panko, durante un encuentro con el Fuenlabrada. Efe

Hace dos meses se presentó ante el juez. ¿Cómo fue la vista?

Yo no tenía nada que decir. No quise hablar, prefiero escuchar primero las locuras que dice la gente. El tema judicial no tiene nada que ver con lo que está saliendo en la prensa. No es nada por el estilo.

Para terminar, ¿qué le parece que a usted se le esté vinculando con todo este caso?

Yo no sabía nada del proceso. Lo que no me ha gustado es que se escuden en mi familia para quitarse el muerto de encima. No me parece que sea correcto ni ético. Al final, ha sido una mala gestión de la persona que haya sido y se tendrá que esclarecer con ella. No creo que sea adecuado hacer lo que han hecho. No me parece ético lo que ciertos agentes han intentado hacer a través de los medios porque no es así para nada y no me parece algo digno de hacer.