Amarna Miller, en la alfombra roja del festival para presentar su película, Contigo no, bicho

Amarna Miller, en la alfombra roja del festival para presentar su película, Contigo no, bicho

CINE PARA ADULTOS

Amarna Miller, la actriz porno que ha causado furor en el Festival de Málaga

La intérprete se estrena en la cartelera convencional con 'Contigo no, bicho'. Es una mujer de armas tomar, amante del arte y harta de los prejuicios.

Ane Olabarrieta

Se define como un espíritu libre, aventurera a jornada completa y feminista. Todos esos adjetivos quedaba claramente representados en el vestido que escogió Amarna Miller (26 años) para pisar la alfombra roja del Festival de Málaga. Llegó con un look de ninfa de cuento que acompañaba con un recogido en trenza que dulcificaba su imagen. 

Amarna es de profesión actriz porno, pero esta vez ha querido aparcar el cine sexual para adentrarse en una película convencional. Contigo no, bicho es el largometraje que ha presentado en la localidad andaluza junto a sus compañeros de reparto. Aunque, sin duda, la auténtica estrella de la noche fue ella. Sin buscarlo, se convirtió en la auténtica protagonista de la noche en la alfombra roja.

Y es que Amarna no es una simple actriz de cine para adultos. A sus 26 años tiene las cosas muy claras y vive segura de su libertad de elección: "Como mujer, me dijeron: tendrás que ir a la universidad y encontrar trabajo estable; después, firmarás una hipoteca, te casarás y tendrás un hijo. Pues quizá, no. A lo mejor quiero tener dos parejas o una chica. O no tener hijos", decía en una entrevista concedida a la Revista GQ.

Su mente está libre de prejuicios y gracias a su conciencia sobre lo que la gente piensa acerca de su profesión, las opiniones externas nunca fueron ni serán un obstáculo para dedicarse a lo que le apasiona: "Dejaré el porno cuando me deje de hacer feliz o cuando ya no quieran verme. Tengo 26 años y a los 30 eres una MILF (del inglés Mom I'd like to Fuck - Madre que me tiraría) y pasas a otro nicho de mercado. Ahora voy a hacer una película convencional y todo el mundo dice que voy a dejar el porno. No lo dejaré mientras disfrute con lo que hago".

Con sus ideales tan claros y su forma de expresarse, muchos le han dicho que debería postularse como política, algo que ve imposible por "cómo está mentalizado este país". De hecho, dice que "hay ramas profesionales que di por hecho que me cerraba al entrar en la pornografía y una de ellas es la política".

Es licenciada en Bellas Artes y le encanta la fotografía, a la que dedica tiempo cuando su jornada se lo permite. Los colores vivos y las imágenes con descaro llenan sus redes sociales, en cada una de las cuales posee más de 150.000 seguidores. También escribió un libro titulado Manual de Psiconáutica y es que su sueño es llegar a convertirse en autora y en directora de cine.