CELEBRACIÓN REAL

Los extravagantes regalos del primer cumpleaños de la princesa Carlota de Inglaterra

Los obsequios van desde un óleo de 175.000 euros a un sonajero de oro o un paquete de pañales.

La princesa Carlota de Inglaterra

La princesa Carlota de Inglaterra

  1. Harry de Inglaterra
  2. Kate Middleton

La joyería neoyorkina Natural Sapphire Company ha revelado que le ha regalado un sonajero de oro diamantes, rubíes y zafiros valorado en 38.000 euros a la princesa Carlota de Inglaterra, que hoy cumple un año. Este es sólo el último de una interminable lista de obsequios que ha recibido la princesa, cuarta en la línea de sucesión al trono británico, durante sus primeros doce años de vida, regalos que se acumulan en su habitación en el palacio de Kensington, en Hyde Park, en el corazón de Londres.

Sonajero de oro diamantes, rubíes y zafiros valorado en 38.000 euros que le ha regalado a la princesa

Sonajero de oro diamantes, rubíes y zafiros valorado en 38.000 euros que le ha regalado a la princesa

Aunque sus padres, los duques de Cambridge, Guillermo y Catalina, han planeado una fiesta sencilla e íntima hoy para felicitar a Carlota, la lluvia de regalos no cesa. Llegan de todas partes del mundo, de reyes y de jefes de estado, de artistas y de forofos monárquicos, de escuelas y de gente normal. Le han enviado ropa, juguetes, libro, sábanas e infinidad de procedentes de un total de 64 países que los padres guardan celosamente.

Dentro del surtido de sonajeros destacan uno de plata que le entregaron el presidente de México, Enrique Peña Nieto, y su esposa, Angélica Rivera, durante la visita de estado a Londres el año pasado, y otro de madera de sauce del diseñador irlandés Ciaran Hogan.

El regalo más caro y más aparatoso, sin embargo, es un óleo de dos metros y medio del renombrado artista británico Stephen Cawston inspirado en ‘Blancanieves y los siete enanitos’ y que le entregó por su bautizo el pasado 5 de julio en Sandringham. El cuadro está valorado en 175.000 euros.

La Duquesa de Cambridge, la Princesa Charlotte, el Príncipe George y el Príncipe Guillermo de Inglaterra en julio

La Duquesa de Cambridge, la Princesa Charlotte, el Príncipe George y el Príncipe Guillermo de Inglaterra en julio

Todos los jefes de estado y reyes que coinciden con Guillermo y Catalina les entregan algo para sus pequeños, tanto para Jorge, que tiene dos años y medio, y a quien se vio jugando con los Obama en su última visita a Londres en una foto que dio la vuelta al mundo, como a Carlota.

En aquella ocasión, durante la cena en su honor en Kensington, la pequeña Carlota ya estaba dormida cuando llegaron los Obama, pero le dejaron un puzzle y un muñequito de peluche de un perro de agua portugués, como la mascota Bo que tienen los Obama en la Casa Blanca. Seguramente colocarían los presentes no muy lejos de la mecedora y la mantita que le regalaron cuando nació.

Durante su visita a Bután el mes pasado Guillermo y Catalina recibieron de los reyes de este país asiático una chaquetilla para que se la llevaran a su hija cuando volvieran a Londres. Otros aprovechan las visitas de otros miembros de la familia real para que hagan de mensajeros.

Este fue el caso del príncipe Enrique a quien, en su visita a Nueva Zelanda el año pasado, los míticos All Blacks de rugby le dieron un pijama negro para su sobrina, mientras que el primer ministro del país, John Key, le entregó peluches, mantas y patucos de lana Stansborough. El gobierno de Australia le obsequió con una frazada de lana australiana y donó 6.600 euros en su honor a la reserva animal de Victoria. Carlota es princesa de dieciséis estados soberanos de la Commonwealth.

Imagen de la princesa Carlota de Inglaterra

Imagen de la princesa Carlota de Inglaterra

Otros regalos que se acumulan en el cuarto de la princesa son un vestido rosa con la frase “Desde Israel con amor” bordada en el pecho, ofrenda del presidente israelí Reuven Rivlin, un traje de nieve y un libro y una donación de 70.000 euros a un laboratorio de inmunología, del ex presidente canadiense Stephen Harper, y un juego de figuritas de seda de los personajes de la novela clásica china ‘El sueño del pabellón rojo’, enviada por el presidente chino Xi Jinping.

La compañía holandesa Deliflor ha creado un cristantemo con pétalos rosa con las puntas verdes inspirado en la princesa que se ha puesto a la venta hoy en los supermercados Waitrose. Cada flor cuesta 8 euros y la mitad de las ganancias se destinarán a la una oenegé de niños huérfanos auspiciada por la princesa Catalina. La rosa de Carlota se exhibirá en el festival floral de Chelsea de finales de mes, donde hace dos años ya presentaron un narciso dedicado a Jorge, el hermano mayor de Carlota.

Imagen de la princesa Carlota distribuida por la Casa Real británica con motivo de su primer aniversario

Imagen de la princesa Carlota distribuida por la Casa Real británica con motivo de su primer aniversario

Por su parte, el primer ministro británico, David Cameron, más recatado al parecer, le ha regalado un ejemplar de un cuento infantil de Hans Christian Andersen. El regalo más práctico sin duda corresponde a la hermana de la princesa, Pippa Middleton, que le ha entregado un set de pañales de algodón que cuestan 5 euros cada uno. No ha trascendido el regalo de la Reina, la bisabuela de Catalina, aunque los duques han dicho que ésta les hace obsequios a los nietos cada vez que la van a visitar.

Para celebrar el primer año de su hija, los duques de Cambridge han publicado varias fotos domésticas en las que aparece Carlota jugando con algunos de sus regalos en Anmer Hall, la mansión georgiana que les regaló la reina en su finca de Sandringham.

Un portavoz de los Windsor expresó: “El Duque y la Duquesa de Cambridge están increíblemente agradecidos por todas las cartas, regalos y buenos deseos que han tenido la fortuna de recibir desde que la princesa Carlota nació hace un año”.