Este sábado el torero vasco Iván Fandiño perdía la vida en plena faena en la plaza de toros francesa Aire Sur L'Adour por una cornada de 15 centímetros. El matador dijo adiós con tan solo 36 años y dejaba al mundo del toro y los aficionados entristecidos. Entre los familiares y amigos que han llorado la muerte del torero en estas últimas horas está su viuda, Cayetana García Barona con la que llevaba casado desde 2014.

Y es que son muchas las mujeres de toreros de renombre que viven en sus carnes la incertidumbre del qué pasará cada vez que sus maridos se enfrentan al toro y con el miedo a un posible desenlace fatal como el de este fin de semana. La propia Isabel Pantoja (60 años) sufrió en primera persona el adiós a su querido Paquirri el 26 de septiembre de 1984 en la plaza de Pozoblanco. La tonadillera lloraba desconsoladamente y las lagrimas cubrían su rostro de lágrimas al ver a su marido ser corneado frente a ella. No escondió su dolor y las portadas de las revistas mostraron su largo luto que se extendió al resto de medios de comunicación.