Muchos juegos y poco factor sorpresa en el E3 de PlayStation

Muchos juegos y poco factor sorpresa en el E3 de PlayStation

Videojuegos Ocio digital

Muchos juegos y poco factor sorpresa en el E3 de PlayStation

La compañía nipona no hizo ningún anuncio que supusiese un bombazo como en los años anteriores. 

Diego González Los Ángeles

Sony llegaba al E3 2017 muy condicionado. Por sí mismo y por el resto de compañías. En años anteriores sorprendía al mundo con un anuncio que ilusionaba al mundo, aunque faltasen años para su lanzamiento. Esta vez se dedicó a mostrar juegos más avanzados en su desarrollo y presentados en otros eventos. Tampoco le hizo falta destacar dado que Xbox tampoco había anunciado ningún 'hit'.

Es por ello que le valió para entretener e interesar a su audiencia con gameplays de Uncharted: The Lost Legacy, Detroit, God of War o Spiderman, con el que concluyó la conferencia y que aspira a ser lo que Batman fue la pasada generación.

Mención especial para Days Gone, nuevo juego de zombies con personalidad propia. Ya se mostró el año pasado y parece que ha mejorado bastante desde entonces. Tanto como para casi no echar de menos The Last of Us 2.

Monster Hunter World, que será multijugador, fue uno de los anuncios más apasionantes. Junto a él, la nueva versión de Skyrim en realidad virtual. Las gafas VR tuvieron su protagonismo con otros títulos como Moss, Bravo Team o Star Child.

El anuncio inesperado, aunque insuficiente para suponer un sobresaliente para la conferencia, fue el remake del queridísimo Shadow of the Colosdus.

Hubo tiempo también para la nueva expansión de Hirizon, que saldrá este año. El resto de títulos se anunciaron para 2018. Cambia la perspectiva respecto a E3 anteriores, donde se mostraban juegos que includo dos años después siguen sin fecha de lanzamiento. Sony ha pensado en el presente en este E3. El problema es que el futuro siempre es más ilusionante.