Revolera de Roca Rey en Villaseca, donde fue declarado triunfador en 2015

Revolera de Roca Rey en Villaseca, donde fue declarado triunfador en 2015 Efe

Toros NOVILLADAS

Villaseca de la Sagra, el pueblo milagro del toreo: “Aquí no hacen falta empresarios”

En un contexto en el que el sistema exhibe más debilidad que nunca –el sorteo de la Feria de Otoño es un buen indicador– Villaseca de la Sagra, un pueblo de Toledo de 2000 habitantes, es el ejemplo desde hace dos décadas de autogestión, sin empresarios. “La feria la organiza el Ayuntamiento directamente. Reseña los animales, hace la cartelería o contrata a los novilleros. Todas las gestiones las hace el Ayuntamiento”, explica a este diario el alcalde, Jesús Hijosa.

El modelo de Villaseca de la Sagra se ha afianzado en la parte más convulsa del sector taurino, organizando certámenes de novilladas. El Alfarero de Oro, que se celebra esta semana, reúne desde hace 19 ediciones a los novilleros con caballos más importantes del momento. Los problemas: estos festejos cuesta organizarlos casi lo mismo que una corrida, va menos gente, en muchas ocasiones los chavales pagan por torear y cuando lo hacen no están preparados.

Nosotros intentamos hacer rentables las novilladas con precios muy populares, apareciendo en los medios de comunicación, atrayendo a la gente para que venga y haya impacto. Es fundamental el apoyo de la Televisión de Castilla y La Mancha, que es una fuente de ingresos”, analiza Hijosa.

El Alfarero vale 200.000 euros

¿No echan de menos a los empresarios? “Aquí no hacen falta. Si se ponen ganas e ilusión desde la corporación, salen las cosas. Con un grupo de personas involucradas se puede organizar una feria perfectamente. Nosotros estamos orgullosos de hacerlo así: los chavales cobran sus mínimos seis o siete días antes de torear. Les ingresamos el dinero en la cuenta. Para que todo el mundo se sienta bien tienen cobrar los gastos que se exigen”.

El pueblo invierte en la organización del Alfarero de Oro, sólo en las novilladas, “200.000 euros, a 40.000 por festejo”, confiesa el alcalde. “Defiendo que se organicen festejos taurinos con dinero público si son rentables de alguna forma. Al ser dinero del contribuyente no se puede utilizar de cualquier manera”. En vez de subvencionar a un intermediario, la gestión es directa. “Al principio eran deficitarias. Hemos conseguido el equilibrio poco a poco, después de muchos años. Se hace porque las fiestas atraen a mucha gente a la localidad”.

Durante esos días Villaseca acoge al doble de su población. “Vienen 2.000 o 3.000 personas más. Este año hay mucha afición de Francia, Santander o Alicante que desayunan, comen y duermen aquí, hacen vida con nosotros, desde los encierros al festejo”, describe la importancia de los ingresos extras del certamen, que “le da dimensión internacional a Villaseca”.

"En Villaseca no hay antitaurinos"

Por Villaseca han pasado como novilleros Alejandro Talavante, Daniel Luque, Víctor Barrio, Juan Ortega, Román, López Simón, José Garrido, Álvaro Lorenzo, Ginés Marín o ColomboEn 2015 el triunfador fue Roca Rey. Este modelo combina nombres con “ganaderías toristas”, dice Jesús, algo también milagroso.

“Miramos mucho la diversidad de encastes, importante para las novilladas porque al aficionado le da un plus. Villaseca está muy cerca de Madrid, hay mucha afición de la sierra que se desplaza hasta aquí. El torismo [ganaderías fuera del circuito mainstream] le da encanto a la feria”.

En 2018, el lema del Alfarero de Oro es Sin toros no hay fiestas y sin fiestas no hay pueblo. ¿No hay nadie antitaurino? ¿Se han quejado en el Ayuntamiento? “Quizá en Villaseca no haya antitaurinos, no sé. Siempre hay alguien que pueda estar en contra pero el equipo de Gobierno está respaldado en esto, la gestión se ha ido fraguando durante muchos años”, responde el alcalde.

Alcalde pero agricultor

Jesús Hijosa lleva 21 años en el puesto, encadenadas cinco mayorías absolutas representando al Partido Popular. “Soy un alcalde cercano. Hacemos buen binomio la corporación y los vecinos. Lo importante en un pueblo pequeño es el día a día, la gestión, atender personalmente. Los colores no importan”, de nueve escaños, los populares se reparten seis. El PSOE ocupa el resto.

Él es “agricultor”, en todo este tiempo “no he cobrado nunca por ejercer el cargo”. ¿Su éxito se debe al fomento de la tauromaquia? “Los toros es una cosa más de todo lo que se hace a lo largo del año. Ahora queremos empezar a explotar nuestro patrimonio de interés cultural. Lo que nos da proyección es el mundo del toro”.

Aprovechando la fuerza de sus certámenes, Jesús Hijosa organiza un foro nacional de ferias de novilladas. “El objetivo era exponer las necesidades de las novilladas. Cubrir los gastos es la verdadera lucha”, vuelve al problema. “Nosotros eliminamos a los empresarios, ese gasto en mitad del camino. Si esto es cultura no debe haber fraude ni segundas puertas”, expone las conclusiones de esa reunión.

Villaseca, capital de las novilladas

Las novilladas son la base. Supongo que el futuro para un escalafón envejecido. Las figuras suman muchísimos años de alternativa. “En este foro participan muchos municipios. Hemos conseguido tener una mesa redonda en el segundo congreso internacional de la tauromaquia, que se va a celebrar en Murcia”, en el que se pretende atajar esta crisis.

Además del foro, Villaseca también acoge el día de la tauromaquia. “Coincidiendo con la final del Alfarero de Plata [certamen de novilladas sin picadores] hacemos un día volcado en los festejos populares, con recortadores y forcados portugueses, en el que se juntan las peñas de la Sagra de Toledo”.

El objetivo, resuelve, “es poner en valor la tauromaquia y disfrutar de algo que se quiere eliminar en muchos municipios. Estas costumbres han existido desde el siglo XVI en la provincia de Toledo. Que no se pierda es algo fundamental porque forma parte de nuestro patrimonio”.