Morante, a la salida del tendido, rodeado de decenas de personas

Morante, a la salida del tendido, rodeado de decenas de personas J.D.M

Toros

Morante de la Puebla, en el '7': "He venido para ver qué dicen de los toreros"

El genio de La Puebla vio la corrida de Victoriano del Río en una localidad del tendido más exigente de Las Ventas.

Morante de la Puebla ha visto la corrida de este miércoles sentado en una localidad de la fila tres del tendido '7'. No cabe ni más noticia ni más literatura en una imagen. Al finalizar la corrida, muerto el sexto por Roca Rey, y antes de poner un pie en la boca del vomitorio, le precedían los flashes. Móviles alzados, murmullo y gente risueña que salía de la bulla, como si ya hubieran cumplido con algo. Los restos de un naufragio de partidarios.

Del goteo apareció la cabellera, la camisa de flores, creo. Andaba Morante a paso de acontecimiento, dándose un baño de masas. Le abría hueco el inseparable Pedro. Entre selfie y selfie ha atendido a EL ESPAÑOL.  "He venido a ver la corrida al '7' para ver qué dicen de los toreros", dijo resoplando, con media sonrisa. Cuatro brazos lo aplastaban contra los ladrillos de la pared.

En el último tramo del vomitorio, casi en el umbral de la puerta, enfrentado a la masa de gente que esperaba, algunos arracimados en las barandillas de las escaleras, ha analizado la corrida para este diario. "Bueno, la corrida ha sido entretenida", ha explicado, encantado del agobio. ¿Y los toreros, qué tal? "Hombre, los toreros firmes, valientes". Perera y Roca Rey cortaron una oreja cada uno. López Simón se fue de vacío con el mejor lote de una interesante corrida de Victoriano del Río.

Antes de que lo devorara la afición, en un pasillo de cuerpos, como si recorriera una escalera tendida, esquivando las manos que lo querían tocar, un murmullo de expectación inundaba los pasillos: cientos de personas aún por tocarle. Toreará en la Corrida de la Cultura. ¿Qué sensaciones hay? "Sensaciones...", piensa dos segundos. "¿Sensaciones?". Pasa otro rato. "Mañana te lo cuento", escapó riéndose antes de zambullirse en la afición.