Dos ancianos -de 60 y 70 años- han resultado heridos con varias quemaduras de carácter grave tras un incendio registrado en su casa de Leganés. Lo cierto es que el desenlace podría haber sido mucho peor si no hubiera sido por la actuación heroica de uno de sus nietos. Él junto a sus dos hermanos pequeños se encontraba en casa de sus abuelos, cuando se produjo un grave incendio que se saldó con cinco heridos de carácer moderado y 25 leves por inhalación de humo. 

Noticias relacionadas

Las llamas, ya extinguidas por completo, se ha originado después de que una manta entrara en contacto con un brasero y los dos heridos más graves es la pareja que se encontraba junto a sus tres nietos. El mayor de los niños ha conseguido salir a la calle por su propio pie y les ha salvado de las llamas, tal y como ha explicado Emergencias 112 de la Comunidad de Madrid. Tras originarse el fuego, los bomberos tuvieron que rescatar a los dos adultos, mientras que el hermano mayor logró sacar del piso a otros dos menores y rescatarlos del fuego de la vivienda. 

Como consecuencia del incendio, el hombre -de 70 años- ha sufrido varias quemaduras graves y ha tenido que ser trasladado al Hospital de Getafe. Por su parte, la mujer -de 60- presentaba el mismo tipo de lesiones y ha sido llevada al Hospital del 12 de octubre.

El fuego comenzó a última hora del pasado martes en el tercer piso de un edificio de nueve alturas ubicado en la calle Rioja, en el municipio madrileño de Leganés. A lo largo de la noche, el Servicio de Emergencias atendió a más de 30 vecinos, entre ellos, dos graves, 5 moderados y 25 leves. Además, durante las tareas de rescate han tenido que sacar del edificio a seis personas por la fachada y desalojar todo el edificio.