Un hombre ha matado presuntamente a un amigo suyo, de 68 años, durante una cacería en Murcia. La Guardia Civil lo ha detenido, aunque no ha desvelado su identidad, por un delito de homicidio imprudente que puede llevarlo a la cárcel, además de privarle del permiso de armas.

Noticias relacionadas

El suceso tuvo lugar el pasado jueves en Suciana, una pedanía de Murcia. Los dos hombres, amigos y cazadores, aficionados a ir al campo y pasar días juntos, habían quedado para cazar conejos. Y, de hecho, eso es lo que hicieron.

Después, finalizada la cacería, tuvo lugar el accidente. Se estaban repartiendo las piezas de conejos muertos cuando la escopeta de uno de ellos se disparó y alcanzó la cabeza del otro.

El propio tirador dio la voz de alerta y comunicó que su amigo estaba en el suelo. Contó lo ocurrido y no negó que el disparo había salido de su arma, que era él el culpable.

La Policía Judicial de la Benemérita fue hasta allí, habló con el hombre, visiblemente afectado y procedió a su arresto por homicidio imprudente.

La víctima falleció de un disparó, en el acto, y fue trasladada al Instituto de Medicina Legal e Murcia, donde se le practicó la autopsia. La principal hipótesis es que su muerte se produjo por accidente, pero el detenido se enfrenta a penas de cárcel y a la privación del uso de armas.