Una finca particular en Asturias fue, de nuevo, el escenario de otro encontronazo entre humanos y avispas asiáticas que, afortunadamente, no ha acabado en tragedia. Pero sí en un gran susto.

Noticias relacionadas

Dos hermanos de unos treinta años fueron ingresados en el Hospital Universitario de Cabueñes este domingo, después de que fueran picados por varias avispas asiáticas en San Miguel de Arroes.

Según cuenta el diario El Comercio, ambos estaban desbrozando el terreno con un tractor en torno a las tres de la tarde. Sin quererlo, golpearon con el vehículo agrícola un seto que cobijaba un nido de esta especie, la vespa velutina. Destrozado, las avispas salieron en tromba del nido y atacaron a ambos hombres, recibiendo varias picaduras.

Un vecino que se encontraba en una finca cercana se encargó de trasladarlos rápidamente hasta el hospital gijonés. La urgencia con la que se desplazaron jugó un papel determinante, puesto que uno de los dos hermanos es alérgico a las picaduras de avispa.

Riesgo de sufrir shock anafiláctico

Nada más llegar a las dependencias sanitarias, los médicos les inyectaron adrenalina para evitar que sufrieran un shock anafiláctico. "Están vivos de milagro", aseguraba un vecino de San Miguel de Arroes al medio asturiano.

Tras permanecer casi 20 horas hospitalizados, los dos hermanos han recibido el alta durante la mañana de este lunes. Una dotación de bomberos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) se personó en la finca para acabar con los restos del avispero. Del mismo modo, alertó a los vecinos de lo ocurrido para que permanezcan alerta por posibles nuevos encontronazos.