No tiene depredadores naturales y expande su territorio año a año. La vespa velutina, más conocida como avispa asiática, está acabando con las abejas autóctonas y aterra a los que lidian con ella día a día, tanto por el peligro de su picadura como por su tamaño.

Noticias relacionadas


Suelen ser más grandes que las avispas autóctonas, pero un ejemplar capturado en Oviedo supera sus dimensiones con creces.


En este vídeo, compartido en redes sociales, se aprecia cómo este avispón ocupa casi la mitad de la mano de su captor, siendo un fenómeno poco habitual. Por ello no ha tardado en ser compartido por cientos de usuarios.

Concretamente, la avispa fue capturada en Pumarín -tal y como indica el autor del vídeo-, un barrio de Oviedo. Este hecho recalca aun más el avance de la vespa velutina, quien ya se está dejando ver en núcleos urbanos.

Especie Exótica Invasora

A día de hoy, esta especie, recogida desde el año 2013 dentro del Catálogo español de Especies Exóticas Invasorias, se ha extendido por todo el norte de España: País Vasco, Navarra, Cantabria, Galicia y Cataluña y Asturias.

Precisamente en esta provincia la avispa asiática se cobró la vida de Miguel, un hombre de 32 años natural de Goje. Alérgico a la picadura de avispa, pudo inyectarse adrenalina, pero no sirvió de nada; fue trasladado al Hospital Universitario de Asturias (HUCA) y falleció.