La Mezquita Hamza, donde se producían las agresiones, situada al lado de la Sagrada Familia en Barcelona. Foto: Google Maps.

La Mezquita Hamza, donde se producían las agresiones, situada al lado de la Sagrada Familia en Barcelona. Foto: Google Maps.

Sucesos

Un imán de Barcelona acusado de violar a un menor de 12 años: la Fiscalía pide 15 años

Las agresiones se producían cuando el joven acudía a la mezquita para estudiar el Corán. 

La Fiscalía ha pedido condenar a 15 años de cárcel a un imán de la mezquita Hamza, situada en Barcelona. Se le acusa, presuntamente, de violar de forma continuada a un menor de 12 años entre mayo y julio del 2017, que asistía a clases de Corán y a rezar casi todos los días de la semana.

En su escrito de calificación, al que ha podido acceder Europa Press, la fiscal Sònia Canal pide, en el caso de que se pruebe que el imán reside de forma irregular en España, sustituir parcialmente la pena de cárcel por la expulsión cuando haya cumplido tres cuartas partes, y que no pueda regresar en diez años.

Además, y según el relato de la fiscal, el imán Abdeslam E.J. aprovechaba cuando el menor estudiaba el Corán en una habitación, que se encontraba en la parte de arriba de la Mezquita, para violarle. El hombre cerraba las persianas y apagaba la luz y usaba la fuerza para contenerle mientras lo hacía. 

Según lo expuesto en el escrito, desde principios de mayo de 2017 y hasta julio del mismo año, se repitieron las agresiones cada vez que el menor acudía a la mezquita. El Ministerio Público señala que el imán «se aprovechó de la relación de confianza para lograr sus propósitos, así como la ascendencia moral que tenía sobre el menor por tratarse del imán de la mezquita a la que acudía regularmente a rezar y dar clases de Corán», y además, le atemorizaba para que no revelara las agresiones a sus padres.

Como consecuencia de las agresiones sexuales, el menor sufrió lesiones y se encuentra en tratamiento terapéutico en la Fundación Vicki Bernadet. La fiscal considera al imán presunto autor de un delito de agresión sexual con penetración continuado a menor de 12 años, y reclama que se le inhabilite para trabajar en contacto con menores de edad hasta cinco años después de cumplir la pena de prisión.

La fiscal reclama al imán que indemnice al menor con 60.000 euros por daños morales y 200 euros por las lesiones, además de lo que se determine por las secuelas psicológicas, unas cantidades de las que deberá responder subsidiariamente la mezquita barcelonesa.