Una de las calles de Valladolid en las que tuvieron que intervenir en una vivienda

Una de las calles de Valladolid en las que tuvieron que intervenir en una vivienda

Sucesos

Tres personas mayores que vivían solas, muertas en sus pisos de Valladolid

Las actuaciones de Bomberos y Policía Local permitieron que la cifra de personas halladas muertas en sus domicilios no fuese mayor.

Tres personas han sido halladas muertas en sus respectivos domicilios en Valladolid en tan solo 4 días. La actuación de bomberos y policías impidió que la cifra fuese mayor, ya que en otros dos casos llegaron a tiempo.

Este lunes por la tarde encontraron, según ha contado El Norte de Castilla, el cuerpo sin vida de una mujer de 88 años en su domicilio de la plaza de Martí y Monso. 72 horas antes, durante el viernes, el cadáver de un hombre de 57 años en su casa de la calle Trabajo (en el barrio de Delicias) y el de otra mujer de 78 en su vivienda de la calle Faisán (en el barrio de Pajarillas). De tal manera que en cuatro días han sido tres personas las que han perdido la vida en circunstancias similares. "Cada vez es más habitual encontrar personas muertas que viven solas" declaran a este medio tanto fuentes policiales como servicios de Extinción de Incendios.

La primera víctima fue encontrada cuando varios familiares alertaron que llevaban varios días sin contactar con la inquilina. Llevaba al menos tres días muerta por causas naturales, según fuentes de la investigación.

La segunda, el varón de 57 años, se encontró debido a que la vecina del piso de abajo tenía una gotera procedente del piso superior. La víctima, según pudieron comprobar los bomberos, se dejó el grifo abierto antes de su muerte, también por causas naturales.

La última víctima, de 88 años, llevaba muerta 24 horas. De momento se desconocen las causas exactas de su fallecimiento, aunque todo apunta a que, al igual que los otros dos casos, se debió a causas naturales.

No solo víctimas mortales

Afortunadamente, durante este mismo periodo lograron salvar la vida de otras dos personas. Probablemente, de no haber actuado, habrían corrido la misma suerte.

Una hora antes de llegar al piso de la gotera, una vecina de 76 años fue auxiliada y trasladada al hospital Clínico por una caída en su domicilio.

Este mismo lunes, bomberos y policías tuvieron que asistir a una mujer de la calle Recoletas que había sufrido una caída desde hacía dos días, quedando tendida en el suelo.

En total y durante todo el fin de semana, media decena de personas tuvieron que ser asistidas por sufrir caídas o desvanecimientos en la vía pública.