José Manuel Ramos Romero

José Manuel Ramos Romero E. E.

Sucesos

La Guardia Civil busca a un agente desaparecido en Utrera con sus armas

Desapareció el pasado viernes y la familia ha denunciado este lunes su falta. Sus compañeros admiten que "temen lo peor". 

La Guardia Civil de Utrera ya busca a su compañero José Manuel Ramos Romero, de 49 años, que desapareció el pasado viernes. La esposa del agente, destinado en el destacamento de Tráfico de este municipio sevillano, ha denunciado la ausencia del guardia civil este lunes, también la falta de sus armas. “Nos tememos lo peor”, advierten sus colegas.

Desde primera hora de esta tarde, varios agentes de la Guardia Civil de Utrera, y otros tantos miembros de Protección Civil y Policía Local, están realizando una batida por esta localidad sevillana. El objetivo es encontrar al agente José Manuel Ramos Romero, que realiza trabajos de oficina en su puesto de destino y para ello se ha activado el protocolo de búsqueda.

En un comunicado, la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) —la de mayor representación dentro del Cuerpo— ha instado a la ciudadanía a colaborar en su búsqueda y a aportar alguna pista sobre el paradero de su compañero. Para eso ha facilitado los teléfonos 95 586 15 13, del puesto de la Guardia Civil de Utrera, y el 062.

Tímido y retraído

Quienes trabajan con él lo definen como una persona tímida, retraída, introvertida que se relaciona poco con el resto de los compañeros, “pero es una persona aparentemente normal”. Casado y dos hijos varones de 24 y 17 años.

Al parecer, según sus propios compañeros, el desaparecido trabajó el pasado viernes en el destacamento de Tráfico y salió a pie de su domicilio dejando el coche allí aparcado. Solo se llevó la cartera y las dos armas, la reglamentaria y la particular. “Nos esperamos cualquier cosa”, apuntan sus compañeros.

Las fuentes consultadas concretan que la familia discutió poco antes de la desaparición. “Se fue a su cuarto y la mujer salió de casa, y cuando volvió él ya no estaba”, apuntan sus compañeros. Y todos pensaban que el agente podría haberse marchado con su padre, también guardia civil, a Sevilla; pero las alarmas se han activado este lunes cuando José Manuel no se incorporó a su puesto de trabajo.

Operativo de búsqueda

Desde primera hora de este lunes, más de 120 personas —entre agentes de la Guardia Civil, policías locales, voluntarios de Protección Civil y bomberos— buscan a José Manuel por la zona norte de Utrera, la más próxima a su vivienda. Los voluntarios llegados de pueblos colindantes como Dos Hermanas, Los Palacios, Las Cabezas o El Arahal están rastreando tanto por zonas urbanas, en las barriadas de Naranjal del Castillo, Ruedos de Consolación o La Mulata; como rurales, en las fincas El Junquillo, Vicario, Las Cuevas o La Herradura.

“Buscando por sitios en los que podría aparecer: por caminos colindantes, casas deshabitadas en campos, pozos… estamos haciendo una búsqueda exhaustiva, pero hasta el momento no hemos dado con él”, explica uno de los guardias civiles del puesto de Utrera.

De forma paralela, agentes de la Guardia Civil han revisado las cámaras de la estación de trenes en Utrera, también han hablado con taxistas y conductores de autobuses y, en principio, se descarta que haya salido del municipio. “Tampoco se le conocen amigos y hace mucho frío como para estar a la intemperie”, subrayan las mismas fuentes. “Además, no ha habido ningún movimiento en su cuenta corriente, y no se ha alojado ni en hoteles ni en hostales de la zona”, añaden.

La foto de José Manuel ya está presente en todas las comisarías tanto de la Policía Nacional como Local y en los cuarteles de la Guardia Civil de toda España. “Hay compañeros que lo están buscando por toda España”, zanjan fuentes de la AUGC.

El operativo de búsqueda se volverá a activar a primera hora de mañana martes, aunque el pesimismo está presente entre sus propios compañeros.