El Gobierno, en el borrador presentado a las Comunidades Autónomas antes del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud y la Conferencia Sectorial de Educación y al que ha tenido acceso, repite –con matices– las recomendaciones que ya hizo a sus homólogos regionales para elaborar un protocolo contra el coronavirus y no establece condiciones determinadas para cerrar los colegios.

Noticias relacionadas

De hecho, recomienda a las Comunidades Autónomas que las jornadas lectivas sigan su curso hasta que el alumno sospechoso –y aislado– de tener coronavirus reciba el resultado del test PCR y este sea positivo. “Se mantendrá la actividad extremando precauciones hasta confirmar o descartar la infección en la persona sintomática”. Y, para cerrar el centro, los consejeros regionales tendrán que acordarlo con Sanidad y con sus ‘colegas’ en otras autonomías, y siempre ante una “situación excepcional”.

A su vez, vuelve a apostar, como norma general, por la “presencialidad” de los alumnos hasta Segundo de la ESO y por una mayor higiene en los centros: se establece mascarilla obligatoria hasta los seis años y se pide una escrupulosa limpieza de manos –hasta en cinco ocasiones al día–.

Resto de medidas

El borrador de Educación, adelantado por la Cadena Ser, establece que los alumnos tendrán que lavarse las manos a la entrada y salida del centro, después de pasar por el patio, de comer e ir al aseo. No obstante, para evitar la propagación del virus, se intensificará la limpieza de las zonas comunes y se ventilarán las instalaciones 10-15 minutos al final y al inicio de la jornada; en el recreo, entre clases… Obviamente, el uso de mascarilla será obligatorio a partir de los seis años y los alumnos tendrán que mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros.

En cuanto a la aparición de un positivo, el borrador establece que hay que aislar a las personas con síntomas y que se le tomará la temperatura corporal al resto de los alumnos al inicio de la jornada. Asimismo, concreta que las personas con síntomas de infección podrán quedarse en su casa.