El lavavajillas es uno de los electrodomésticos más importantes de nuestra cocina. El simple gesto de meter platos, cubiertos y vasos en este limpiador nos ahorra el tiempo y el dinero de estar fregando a mano. Pero para eso es imprescindible que el detergente para lavavajillas usado cumpla una serie de requisitos para que la vajilla salga limpia. ¿Si no, de que nos sirve la máquina? Sería el doble de trabajo.

Noticias relacionadas

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha analizado los detergentes de lavavajillas que mejor y peor funcionan. En este ránking, el peor parado fue el Flopp Eco Lavavajillas, que ni siquiera consiguió aprobar las pruebas realizadas.

En cambio hay una marca blanca que se codea con las mejores. Se trata de las pastillas W5 de Lidl. Recibe una puntación de 67 sobre 100 y está incluida dentro de las compras maestras de la OCU. Sale mucho más barato que el mejor valorado (Fairy Platinum Plus) y por seis euros menos. Solo cuesta 3,99 euros (frente a los 9,99 euros de este último) y sus resultados de eliminado de suciedad son execelentes. Es mejorable, eso sí, la calidad de secado.

W5 detergente para lavavajillas de Lidl.

Las pruebas realizadas por la OCU realizado tenía en cuenta el formato, si son 'eco', si las instrucciones de la etiqueta son claras, la calidad del lavado y el secado, la eficiencia, la apariencia final de la vajilla y el impacto medioambiental.

También te puede interesar...