Grifo de agua en una casa

Grifo de agua en una casa

Consumo

Descifrando el recibo del agua: las claves para entender los dos tipos de cuotas

El agua es un gasto constante y de por vida que tienen todos los hogares; por ello, es aconsejable entender cómo los municipios cobran este servicio. 

Parece un obviedad, pero el agua es un bien imprescindible para la vida. Está presente en todos los hogares y, por consiguiente, a todos nos llega a final de mes (o bimestre, o trimeste) la factura correspondiente. Aunque no sea de los mayores gastos de la casa, es un gasto constante y de por vida, por lo que es recomendable escoger una tarifa que nos convenga y saber interpretarla.

El precio del agua es competencia de los municipios. Cada uno impone su propia tarifa y su método de cuotas.

Un estudio realizado por Facua en el año 2017 desvelaba que, dependiendo de en qué municipio se consumiese agua, el precio podía variar un 256%. Esto se traduce (para un gasto de 10 metros cúbicos mensuales y un calibre de contador de 13 o 15 milímetros) en una diferencia de 19,85€ (los 28,43 euros de Murcia frente a los 8,58 euros de Oviedo). Estos 19 euros, al año, ascienden a 238,20 euros. Si el consumo sube a los 20 metros cúbicos, el gasto anual se encarece hasta los 617 euros.

Los municipios establecen dos tipos de cuota (algunos, hasta tres):

- La cuota de servicio es una cuota fija que se paga independientemente del agua que se haya consumido. Es la "cantidad fija en concepto de disponibilidad del servicio, que se paga en función del diámetro de la tubería principal que abastece la vivienda", explican desde la Comunidad de Madrid.

- La cuota de consumo es variable y se calcula en base al agua consumida. " El documento refleja cuánto vale la unidad de medida en cuestión (el metro cúbico) y lo multiplica por el consumo efectuado en el periodo", detallan.

También puede existir una tercera cuota suplementaria en caso de que haya que financiar obras de infraestructura o actuaciones medioambientales relacionadas con el agua.

Al margen de las cuotas y de los precios, es importante conocer de qué se compone la factura del agua. A pesar de las diferencias aparentes, en el fondo se componen de los mismos apartados.

Componentes de la factura del agua

El Portal del Consumidor de la Comunidad de Madrid facilita una explicación para conocer los principales conceptos que contiene una factura del agua del canal de Isabel II, suministrador de agua en la autonomía:

- Datos del suministro: se incluyen datos de la empresa suministradora (denominación social, identificación fiscal y domicilio) y de la finca suministrada (dirección, titular del contrato y datos del contador).

- Identificación del documento y datos de envío: incluye número de contrato, número de factura, lugar y fecha de emisión, además del nombre y dirección del destinatario.

- Lecturas y consumos: engloba información sobre el periodo facturado, la fórmula de cálculo empleada y la cantidad consumida.

- Información que la empresa estime oportuna: en este apartado puede haber un histórico del consumo, mensajes corporativos, consumos medios o fecha de la próxima factura.

- Factura: aquí aparecen detallados los importes, describiendo cada uno de los servicios que se incluyen, además del IVA aplicado. Más adelante, también puede aparecer otro apartado con la factura desglosada por conceptos.

- Datos relativos al cobro de la factura: domiciliación bancaria, espacio para la validación mecanizada, importe líquido o información práctica para facilitar el cobro.

- Formas de pago: por último,se indican las opciones que el consumidor tiene para afrontar el pago en caso de que no lo tenga domiciliado.