En la imagen, conjunto que llevaba Laura cuando disponía a subir en el avión de Vueling.

En la imagen, conjunto que llevaba Laura cuando disponía a subir en el avión de Vueling. Agencias

Sociedad

Vueling no dejá volar a la granadina Laura por considerar que llevaba un bañador

El conjunto consistía en un body negro sin transparencias, una falda vaquera negra, un pareo y unas zapatillas.

Laura, una granadina de 24 años, ha denunciado que la compañía Vueling no le ha dejado volar de Palma a Barcelona al entender que vestía de manera inadecuada, ha denunciado el hermano de la afectada en Twitter, mientras que la aerolínea ha respondido que iba en bañador y que su comportamiento no fue el adecuado. Su atuendo consistía en un body negro sin transparencias, una falda vaquera negra, un pareo y unas zapatillas deportivas.

La chica se disponía a viajar con su pareja ayer, domingo, por la mañana y regresar por la noche y pasaron sin problemas el control de seguridad.

La Guardia Civil fue requerida por el personal de tierra de la compañía que estaba en la puerta de embarque del vuelo y acompañó a la pareja fuera de la zona de seguridad del aeropuerto mallorquín.

El hermano, ha escrito en Twitter, afirma que le negaron embarcar "simplemente por llevar un body escotado" y, aunque varios pasajeros le ofrecieron ropa para cubrirse, aún así no lograron llegar a sus asientos. La afectada presentó una reclamación a la compañía.

Por su parte, también en Twitter, la compañía ha señalado que "las condiciones de transporte de Vueling, y de la mayoría de los transportes colectivos, se aplican de manera igualitaria a hombres y mujeres y están diseñadas para defender y proteger la seguridad de todos los pasajeros a bordo y regular su comportamiento en beneficio de todos".

Esas condiciones, prosigue, posibilitan denegar el acceso a pasajeros cuya conducta no se adapte a dichas condiciones, argumenta la compañía, que especifica que la pasajera en cuestión iba en bañador.

La compañía sostiene que la respuesta (de la pasajera) a la petición de la agente de handling fue "abusiva" y que ésta fue la razón por la que se llamó a la Guardia Civil y que finalmente no volara.