Debido al 1-O la tensión entre los españoles en el extranjero ha aumentado.

Debido al 1-O la tensión entre los españoles en el extranjero ha aumentado.

Sociedad DESAFÍO SEPARATISTA

El 1-O desata una guerra en los grupos de Facebook de españoles en el extranjero

El referéndum genera tensiones y bajas en los foros que utilizan los españoles que viven el extranjero para relacionarse.

WASHINGTON DC

La tensión y la fractura social que se vive a cuenta de Cataluña y se deja sentir en el resto de España ya ha cruzado las fronteras y comienza a crispar las relaciones entre las comunidades de españoles en el exterior. Un buen termómetro de esta situación se encuentra en los numerosos grupos que existen en la red que articulan a la colonia española en ciudades del extranjero, principalmente a través de Facebook.

Aunque es cierto que se han vivido discusiones o debates en estos foros durante momentos como elecciones o campañas electorales, el referéndum convocado por la Generalitat para este domingo está llevando a numerosos miembros de estos grupos a darse de baja ante la polarización de las opiniones, llegando incluso a alguno a fundar grupos expresamente para debatir de política "sin tapujos".

Como cualquier usuario de esta red social habrá podido comprobar, desde hace unos días afloran las banderas de uno y otro signo en perfiles de amigos de Facebook, así como expresiones de exaltación de la unidad nacional o muestras de orgullo español, cuando no de usuarios reclamando el derecho a decidir o criticando la actuación del Gobierno. En ambos casos, estas publicaciones no tardan en ser contestadas por aquellos que no comparten esas expresiones.

Tensión en Facebook por el 1-O

En uno de los grupos de españoles en la capital de EE.UU., un administrador de la página -encargado de controlar lo que se publica- ruega a los miembros que dejen de discutir de política, después de que varios de ellos se hayan dado de baja cansados de las discusiones. "¿Queréis un grupo plural, que una y divierta? Olvidaos de hacer el más mínimo comentario sobre la política que hay en los dos bandos en cuestión. ¿Queréis un grupo roto, dividido y enfrentando? Seguid haciendo lo que estáis haciendo y convertid el grupo en la España de hoy, está en vuestras manos".

Captura de pantalla de una de las publicaciones de los grupos.

Captura de pantalla de una de las publicaciones de los grupos.

En otro de estos foros, Spaniards in the US, un miembro comparte un vídeo donde un joven explica por qué se había hecho independentista, y donde expresa que no se sentía español. La respuesta de los algunos miembros era invitarle a dejar el grupo. "Pues yo no sé qué hace en este grupo de españoles en USA, no vive en USA, y no quiere ser español. Creo que solo quiere provocar".

El hecho de que estas comunidades virtuales suelan denominarse españoles en... ha llevado a muchos a sugerir a aquellos que no se sientan españoles a darse de bajas, mientras que otros defienden que eso es justo lo que pretenden los nacionalistas y advierten de que "crear sub-grupos independientes con miembros más limitados donde no todos podamos llegar a todos" no es la solución.

Quejas de todas las sensibilidades

"Creía que este grupo era como todos los grupos de españoles en...'" donde la gente pregunta dónde comprar el mejor aceite de oliva, qué sitios están de moda para salir una noche, cosas de trabajo y visados y similares", lamenta una usuaria antes de darse de baja del grupo por la irrupción de las discusiones sobre política a cuenta de Cataluña. "Hola, solamente os quiero informar que yo también me voy de este grupo, sinceramente no me siento cómoda teniendo que leer comentarios como...". Las quejas, en general, llegan desde ambas sensibilidades.

El pasado martes se produjo en Washington una protesta frente a la Casa Blanca organizada por la Asamblea Nacional Catalana (ANC), en la que parece la primera irrupción visible del movimiento independentista en las calles de la capital norteamericana. Está claro que la cuestión catalana trasciende ya las fronteras nacionales, al menos entre las comunidades de españoles. Por cierto que en ambos bandos, la mayoría de los mensajes de despedida de los grupos o de queja suelen terminar igual. "Una pena lo que está pasando".