A la manifestación estatal han acudido 1,5 millones de personas según la organización

A la manifestación estatal han acudido 1,5 millones de personas según la organización EFE

Sociedad

El Ayuntamiento de Madrid vallará por primera vez la manifestación del Orgullo Gay

Carmena impone, en una decisión conjunta con la Delegación del Gobierno esta medida en contra de la voluntad de los organizadores, quienes no ocultan su enfado con la alcaldesa. 

La manifestación estatal en favor de los derechos LGTB -acto central del Orgullo Gay- estará por primera vez en su historia protegida por vallas para “garantizar al seguridad de los asistentes”. El Ayuntamiento de Madrid y la Delegación del Gobierno impone así una medida rechazada durante todas las ediciones pasadas por los organizadores -FELGTB y Cogam-, quienes argumentan que el carácter de manifestación que tiene la marcha no exige estas limitaciones físicas: "Lo acataremos pero no estamos de acuerdo". 

Si hasta el 23 de junio -fecha de inicio del Orgullo Mundial- se mantiene el nivel antiterrorista activo en España (4), las fuerzas de seguridad desplegarán un dispositivo especial. Pese a que en estos momentos este despliegue se encuentra en estudio, lo que sí se ha cerrado ya es el polémico vallado de la marcha central, en contra de la opinión de la Federación Estatal de gays, lesbianas, transexuales y bisexuales. Así lo ha confirmado en la mañana de este miércoles el coordinador general de la Alcaldía, Luis Cueto. 

Esta manifestación está dividida siempre en dos partes. La primera de ellas, con una cabecera en la que se recoge el lema de la edición en favor de la igualdad, está compuesta por políticos y activistas que no recorrerán cercados el paseo de la Castellana desde Atocha hasta la Plaza de Colón. Inmediatamente después, marchan las distintas carrozas que sí estarán separadas del público por un vallado, que será colocado “sobre la marcha” por las fuerzas de seguridad.

“Nosotros no estamos de acuerdo con este vallado. Hemos intentado defenderlo hasta el final, pero en las negociaciones finalmente han impuesto este criterio con el que estamos en absoluto desacuerdo”, apuntan fuentes de la organización, quienes confirman que para esta edición del Orgullo Gay se esperan más de dos millones de asistentes en los puntos más álgidos de las fiestas.

Ante esta afluencia “masiva” de la que ha hablado Manuela Carmena, durante el pistoletazo de salida del Madrid World Pride, el Ayuntamiento propondrá al Consoricio de Transportes -que depende de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes,- la apertura del metro 24 horas la noche del sábado 1 de julio -día de la marcha estatal y de máxima afluencia-. “Será decisión del Consorcio establecer esta apertura para toda la línea de metro o sólo para aquellas líneas que cubren la zona más céntrica de la ciudad”.