La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio.

La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio. Efe

La Jungla

El épico 'zasca' a Rocío Monasterio de la esposa de Alberto Garzón

En La Jungla. Anna Ruiz, médica y mujer del diputado de Podemos, ha respondido a un tuit en el que Monasterio culpaba a los medios de tener que llevar escolta.

El próximo 8 de octubre Iván Espinosa de los Monteros y su mujer Rocío Monasterio asistirán al precintado de su chalet de cuatro plantas en el madrileño barrio de Chamartín. El Ayuntamiento anunció que cerrará la vivienda de los políticos de Vox tras constatarse que desde 2018 pesa sobre el inmueble una orden de clausura por carecer de la licencia de primera ocupación y funcionamiento.

Desde que saltó la noticia, los medios se han interesado por los entresijos del asunto al que la portavoz de Vox se refiere como "un laberinto burocrático agravado por un denunciante rencoroso". Sea como fuere, lo cierto es que han trascendido imágenes y señas de la vivienda y eso les ha restado privacidad a ellos y a sus hijos.

En este contexto, Monasterio publicaba el pasado domingo un mensaje en Twitter en el que culpaba a algunos periódicos de tener que llevar escolta y de que sus hijos no pudiesen salir a jugar a la calle libremente. Lo hacía, además, acompañando el texto de una foto con su hija:

El tuit de Monasterio acumula más de 5.600 retuits y cientos de reacciones. Una de las que más ha llamado la atención es la de Anna Ruíz, mujer del coordinador de Izquierda Unida, Alberto Garzón. Esta profesional de la medicina fue madre por primera vez en septiembre del pasado año y, precisamente, en su mensaje a la de Vox recuerda una situación vivida en su embarazo y le asesta un elegante zasca:

Sin embargo, no ha sido la única cara conocida que contestó a Monasterio. También le ha pegado un buen corte la magistrada Victoria Rosell, diputada de Unidas Podemos:

Y es que, cabe recordar, en mayo de 2018 la formación de Santiago Abascal puso una pancarta en en la casa de Pablo Iglesias e Irene Montero dándole la "bienvenida" a refugiados y a ocupas que estuvo colgada varias horas. Por supuesto, los tuiteros no tardaron en tirar de hemeroteca:

Además, decenas de usuarios han afeado que Monasterio ponga una foto de su hija. Ya no por el cuestionable uso que estaría haciendo de la imagen de la menor, sino porque no se ha molestado en ocultarle el rostro cuando, precisamente, lo que está pidiendo es privacidad:

Por último, muchos otros han optado por mofarse de ella sacando a colación la postura de su partido con el tema de las armas de fuego:

La portavoz de Vox no solo ha hecho oídos sordos a las críticas, sino que ha fijado el tuit en su perfil de modo que la cara de su hija es la primera publicación que se puede ver.

[Más información: El 'spanglish' de Espinosa de los Monteros: los 6 errores del políglota de Vox]