El cocinero y Cristina Pardo durante la entrevista que se ha hecho viral

El cocinero y Cristina Pardo durante la entrevista que se ha hecho viral

La Jungla Veganismo

Arguiñano contra las activistas de las "gallinas violadas": "Sus padres no follaron con ganas"

En La Jungla. El cocinero ha cargado contra el colectivo vegano que defiende que los gallos "violan" a las gallinas y deben estar separados.

Noticias relacionadas

Parece que el colectivo Almas Veganas ha llegado a nuestras vidas para quedarse. Desde que se hizo viral uno de sus vídeos asegurando que los gallos "violan" a las gallinas han copado buena parte de la actualidad informativa de nuestro país. Algo que, por otra parte, dice mucho más de nosotros que de estas veganas.

El último en darles cera ha sido Karlos Arguiñano, que nunca ha tenido muchos pelos en la lengua y así lo ha demostrado en el programa Liarda Pardo de La Sexta. El cocinero ha sido uno de los entrevistados por Cristina Pardo en el arranque de la temporada el pasado domingo y sus declaraciones sobre las de las gallinas, como ya se les conoce, han sido muy aplaudidas en las redes sociales.

En cuanto la periodista le mencionó al colectivo, Arguiñano reconoció que "me da la risa", asegurando que "estas, lo que no saben es que para que haya huevos y para que los huevos fecunden, tienen que estar con un gallo". Siguió su reflexión apuntando irónico que "no vas a hacer ahora pollos in vitro" y confesando que "yo he tenido hijos porque me junté con María Luisa, aun estoy", dijo, recordando que tenía seis biológicos y una hija adoptada: "Alguna montadita habremos tenido", bromeó.

"Sus padres no follaron con ganas"

El cocinero siguió con su relato, cada vez con menos filtros, para dejar boquiabierta a Cristina Pardo con su sentencia: "Lo que pasa es que se ven, a veces, personas que te das cuenta de que sus padres no follaron con ganas". La periodista, los colaboradores y el público del plató no pudieron aguantarse la risa.

Recordando Pardo que, para ellas, los que consumen huevos están esclavizando a las gallinas, Arguiñano reconoció que "yo estoy esclavizando a cantidad, como huevos todos los días de mi vida" y explicó, desde su experiencia, que "cuando el gallo ataca, no da besitos. El gallo da vueltas, la gallina se agacha y levanta el culito. Y cuando no quiere, sale corriendo. Yo eso lo veo todos los días en mi gallinero".

Además, ahondando en su faceta como granjero, el chef vasco compartió una anécdota con la periodista. En una ocasión, relató, cruzó a dos jabalíes con dos cerdas y tuvieron "cerdalís". Zanjando el tema, Arguiñano senaló que "la vida es así" y no procede que lleguen los veganos a decir "cómo deben montar los gallos a las gallinas".

"El drama es que la gente no tenga comida"

Esta no era la primera vez que el cocinero arremetía contra Almas Veganas, concretamente contra Fanny, una de sus integrantes más mediáticas que llegó a asegurar que "las cañas de pescar son armas de matar de este sistema capitalista opresor". Arguiñano le respondió en Espejo Público que "el drama es que haya gente que no tenga para comer y parece que eso no tiene importancia, lo importante es que un gallo ha montado a las gallinas".

[Más información: La delirante reivindicación viral de dos veganas: "Los gallos violan a las gallinas"]