La Jungla

Así ha sido la monumental bronca entre Ferreras y Pablo Iglesias en directo

En La Jungla. El líder de Podemos y el periodista de La Sexta se han enzarzado en directo a cuenta de "las cloacas" y las 'fake news'.

Noticias relacionadas

"Se nos acabó el amor de tanto usarlo", cantaba Rocío Jurado en un verso que parece a día de hoy el más apropiado para definir la relación que une o, quizás, ahora separa, al líder de Podemos, Pablo Iglesias, y al director de La Sexta, Antonio García Ferreras. Este martes las tensiones entre ambos han quedado patentes tras la entrevista que el periodista le hizo al político en el programa Al Rojo Vivo.

Tras formularle algunas cuestiones sobre las encuestas de cara a los comicios del 28 de abril, Ferreras introducía las palabras de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, asegurando que Iglesias había sido un "ingrato" por sus críticas al Ejecutivo tras conocerse la existencia del entramado ilegal. El político, en conexión desde Zaragoza, argumentaba que "el Gobierno tiene el deber de proteger a todas las formaciones políticas, incluso a Vox". 

Reiterando Iglesias que "su enemigo no somos nosotros, sino las cloacas", se lanzó de nuevo al argumentario que aprovecha para enunciar en sus apariciones mediáticas, poniendo al periodista Eduardo Inda en el centro de la diana de una "trama mediática criminal" al afirmar que "obtenía pruebas falsas que se publicaron y abrían telediarios": "Hay mucha gente, Antonio, y a mí me gusta decir las cosas a la cara, que se pregunta quién protege a Inda".

"¿Y quién le protege, según usted?", le replica Ferreras. "Te lo voy a decir a la cara: tú eres uno de los mayores protectores de Eduardo Inda. Y te lo digo con mucho dolor, pero me parece terrible", espetó Iglesias. El silencio del presentador facilitó que el líder de Podemos siguiera con su discurso sobre los espacios de tertulia en los que participa Inda en detrimento de "la mayoría de los periodistas honrados de este país", sentenciando que "el periodismo está para controlar al poder, no para servir al poder".

Los dos factores protectores

Ferreras recuperó la palabra para salir en defensa del periodista y tertuliano de La Sexta, afirmando que "a Inda le protegen dos factores". El primero de ellos es que haya destapado "casos de corrupción como el Caso Bárcenas, el Caso Urdangarín, las cuentas en el extranjero de Granados" enumeró, añadiendo que, el segundo, es "la presunción de inocencia".

"Usted hace afirmaciones y todavía no están contrastadas. Usted dice que publica cosas a sabiendas que son falsas. Y eso, ¿quién lo demuestra? Cuando publicaba estas cosas que yo le he dicho, ustedes utilizaban ese material para hacer política", rebatía Ferreras. El periodista quiso zanjar el tema recordando que Inda es uno "de nuestros 90 colaboradores y los partidos políticos no pueden decirle a un medio de comunicación quién tiene que estar y quién no tiene que estar".

"La gente no es idiota"

Mientras Ferreras trababa de argumentar en contra de las afirmaciones de Iglesias, este ponía muecas de mofa e incredulidad antes de decir: "Antonio, no le tomemos el pelo a la audiencia, que la gente no es idiota". La pretensión del líder de la formación morada era que los medios de comunicación pidieran disculpas por haberse hecho eco de esas fake news que supuestamente se habrían difundido.

Ferreras, lejos de entonar nada parecido a una disculpa, le recordó a Iglesias que "si hay un medio de comunicación que ha sido contención y dique de muchas de esas operaciones contra ustedes, fuimos nosotros", defendiendo que no se abrieron informativos con este tipo de informaciones en la cadena y admitiendo, por otro lado, presiones del "PP de Rajoy, del PSOE de Rucalcaba y de sectores económicos" para que no le diesen espacio a Podemos.

"Este grupo no aceptó las presiones", aseveró el periodista, incidiendo en que siempre habían dado "la cara" por el partido de Iglesias aun cuando "no tenían cinco millones de votantes". Con un corte de sonido que duró varios segundos en el momento más crucial, el político solamente pudo dar las gracias "por el debate" y lanzar una reflexión final; pero en Twitter ya tenían los cuchillos afilados y había para todos:

[Más información: La loca existencia de Ferreras resumida en 7 tuits]