Guy Gorney fotografiado junto a una de sus presas

Guy Gorney fotografiado junto a una de sus presas Twitter

La Jungla

Éste es el cazador que mató a un león dormido: identificado gracias a Twitter

En La Jungla. Llegó a dispararle tres veces hasta que logró matar al animal, que estaba tranquilamente acostado, durante un safari en Zimbabwe. 

Noticias relacionadas

Las imágenes son de 2011, pero esta semana se han hecho virales en las redes sociales. El vídeo muestra cómo un cazador, hasta el momento desconocido, daba muerte a un león que dormía plácidamente tiroteándolo. Ahora, una entidad animalista ha logrado identificar al autor de los disparos gracias a Twitter y su rostro ya está dando la vuelta al mundo después de haber sembrado la indignación con su hazaña

Se trata de Guy Gorney, un estadounidense de un pequeño pueblo al sur de Chicago que tenía por aquel entonces 57 años y había ido de safari a Zimbabwe. El hombre se topó con un león descansando en una pradera y no se lo pensó: apuntó y abrió fuego. En un primer disparo, se ve cómo el felino se despierta y se retuerce de dolor, sin poder explicarse qué ocurre e intentando, en vano, ponerse de pie. Todavía llegarían dos balas más, las que constatarían su muerte, mientras que el acompañante del cazador le pide que se detenga antes de felicitarle por su trofeo.

El vídeo ha sido difundido por la organización animalista Protect All Wildlife a través de su cuenta de Twitter, criticando la nula valentía y deportividad del cazador al haber matado a una presa que estaba dormida. Acumula más de 189.000 reproducciones: 

Precisamente, gracias a la difusión en las redes, los animalistas han dado con el autor de los disparos. Gorney lleva presumiendo de "trofeos" durante años, asegurando que ha cazado ejemplares de "los cinco grandes". Es decir, elefantes, leones, leopardos, búfalos y rinocerontes. Según The Times, el hombre fue entrevistado en 2015 por un medio local de Illinois, la WBBM, y reconoció entonces que hasta ese momento había aniquilado a unos 70 animales. 

El cazador, lejos de mostrarse arrepentido por las muertes que llevaba a sus espaldas, ironizaba explicando que "me gusta enfrentarme a estos animales y ¿qué mejor trofeo que un elefante?". Relató que había viajado hasta nueve veces a África y hasta recordó haber matado a un búfalo que previamente había herido a alguien: "Las personas que se beneficiaron de la muerte de ese animal aplaudieron".

Asimismo, Gorney manifestó que la caza puede ayudar a la conservación de las especies y aseguró que sigue escrupulosamente la ley. Eso sí, criticó a las entidades animalistas que, según sus palabras, lo consideran un objetivo desde que publicó una fotografía en Facebook con dos leones que había matado en Zimbabwe. The Times ha intentado ponerse en contacto con él pero nadie responde al teléfono en la casa de este ejecutivo retirado que ocupaba el puesto de jefe en una compañía eléctrica. 

[Más información: La repugnante conducta de un cazador español para matar a un jabalí]