La Jungla

El Gran Wyoming al 'Bigotes': “Ud. no está en la cárcel porque yo haga chistes”

En la Jungla. Álvaro Pérez lanzó una serie de insultos contra el presentador y éste recogió el guante en su programa nocturno. 

Noticias relacionadas

La trama Gürtel ya forma parte de la cultura popular de este país gracias a sus enormes implicaciones que ha tenido -llevándose por delante la presidencia de Mariano Rajoy- y por algunos de los pintorescos personajes que la han protagonizado. Y tal vez uno de los más pintoresco, sobre todo por el mote que aparecía en todos los titulares, es El Bigores.

Álvaro Pérez, expresidente de Orange Market, lleva dos años en la cárcel y compadeció ayer por teleconferencia ante las Cortes Valencianas por la Operación TaulaPara cerrar la conferencia, quiso enviar un recuerdo al Gran Wyoming, quien lo ha convertido en un personaje habitual de su programa. "Y quiero decir con cariño, con respeto y con mucho humor, que me quería  cagar en la puta madre de Wyoming. Estoy harto ya de que me saque en la tele. Pero lo digo con humor", dijo antes de que la presidenta le cortase.

Evidentemente, este momento era oro para el humorista, quien no desaprovechó la oportunidad para sacar unos minutos de programa. "Se nota que me quiere un huevo. Me ha puesto a parir como si fuera su amiguito del alma", arrancó. "Como parece que El Bigotes es un fiel seguidor de El Intermedio, solo puedo responder de una manera: dedicándole un pico de la mesa. Eso sí, también desde el cariño, el respeto y con mucho humor".

"Entiendo que esté frustrado, enfadado y confuso por estar en la cárcel, pero me da la sensación de que ha disparado al tipo equivocado. Porque reconozcámoslo, usted no está en prisión porque yo haga chistes, sino porque quizás usted fue un poco iluso. Se juntó con gente muy importante que no era de su círculo", dijo con esa mala baba que le caracteriza.

"Cuando vinieron mal dadas hicieron lo mismo con usted que hace Sandra Sabatés conmigo: hacer como si no existiera. Por otro lado, en todas las organizaciones delictivas siempre hay alguien que termina comiéndose el marrón. Y me temo que en este caso le ha tocado a usted".

El Gran Wyoming culminó su respuesta con un recuerdo a uno de esas cosas que pasan desapercibidas en segundo plano, pero que cuando las ves lo hace todo mejor todavía. "Así que le recomiendo una cosa: si decide disparar otra vez contra alguien, elija mejor su objetivo. Y si no lo quiere hacer por mí, hágalo por su abogado, que por la cara que ha puesto cuando se ha acordado de este humilde presentador, parecía estar arrepintiéndose de no haberse presentado a las oposiciones para registrador de la propiedad". Y es que la reacción del abogado llevandose las manos a la cabeza cuando Álvaro Pérez comienza su carga es auténtica magia.