La casa que podrías ganar si tienes una buena historia que contar (y suerte)

La casa que podrías ganar si tienes una buena historia que contar (y suerte) Facebook

La Jungla

Regala su casa de un millón de euros a quien le escriba la mejor carta

En la Jungla. Una canadiense regalará su casa a la persona que gane un concurso de relato corto que ella misma ha organizado con la ayuda de sus vecinos. 

¿Por qué mudarte a esta casa de ensueño frente a un lago te cambiaría la vida? Si tienes la respuesta, sabes adornarla, pagas algo más de 16 euros y la mandas por correo postal a Canadá podrías tener una mansión el próximo mes de abril. Este es el concurso que ha convocado Alla Wagner, una canadiense de Alberta que, por motivos de salud, ya no puede disfrutar de su vivienda rural situada en Millarville, al oeste del país. 

El chalé está valorado en 1,7 millones de dólares canadienses, unos 1,1 millones de euros, y tiene una superficie de 1.524 metros cuadrados. Fue construida en 2011 en estilo georgiano y cuenta con tres habitaciones, tres baños, dos servicios, bodega propia, un gran salón, cocina, viñedos, terreno y unas vistas a las montañas que quitan el hipo. Para ella es un auténtico "hogar de ensueño", pero desde que el año pasado cayó enferma ya no puede subir las escaleras y necesita de la ayuda de su hijo.

Pero ella, como es lógico, prefiere estar viviendo en un lugar donde no "moleste" a nadie, explicó a la CNN. Así, inspirada en la película La historia de Spitfire Grill -en la que se sortea un restaurante-, a Alla se le ha ocurrido este genial certamen de relato corto cuyas bases están dando la vuelta al mundo desde que se publicaron el pasado 5 de enero. Pide que aquellas personas interesadas en participar paguen una cuota de 25 dólares canadienses (unos 16,50 euros) y le cuenten en 350 palabras cómo sería su vida en la casa del lago. El plazo acaba el próximo 5 de abril aunque podría ampliarse tres meses más. 

Alla posando sonriente antes de leerse las 68.000 cartas

Alla posando sonriente antes de leerse las 68.000 cartas Facebook

¿Por qué no la vende?

Alla ha intentado en vano poner a la venta su casa. No ha encontrado un comprador dispuesto a pagar la cantidad que ella pide; de modo que ahora, además de hacerse popular en medio planeta, acabará consiguiendo el mismo dinero pero ganándose a pulso la etiqueta de la señora más guay de Canadá. ¿Cómo? Pues muy sencillo, solo hay que fijarse en una de las cláusulas que añade en las bases compartidas en Facebook

En ellas especifica que, para que el concurso sea válido, tendrán que llegar al menos 68.000 cartas de participantes. Con una simple multiplicación, caemos en la cuenta de que la mujer estaría recibiendo en cuotas de inscripción exactamente el valor de su vivienda. Eso sí, aclara que todo está bajo la supervisión de las autoridades del país, con lo que, imaginamos, se pondrá al día con Hacienda y esas cosas menos agradables. 

¿Cómo elegirán al ganador?

Alla se ha propuesto leer todas las cartas que le llegan y, por lo menos, es lo que nos está haciendo creer desde la red social. Las historias que ella considere "más convincentes" pasarán a considerarse semifinalistas del concurso y se publicarán en Facebook para que el público las vote. 

Se seleccionarán los 500 finalistas que más votos hayan acumulado y cuyos textos serán leídos por un jurado integrado por los vecinos de Alla, quienes elegirán al ganador o ganadora y proclamarán el nombre del nuevo propietario de la casa. Eso sí, la mujer insiste en que no se puede visitar la propiedad y pide encarecidamente que no se vaya a molestar al vecindario. Cartas, eso sí, todas las queráis.