La Jungla

Una niña de dos años se entrega con las manos en alto cuando detienen a su padre

En la Jungla. La policía de Florida detuvo a un hombre sospechoso de un robo a mano armada. Lo que no esperaban es que su hija saliese del coche poco después, también con las manos en alto.

Basta con ver unas cuantas películas americanas para saber que cuando la policía te grita "sal con las manos en alto" te lo dejan bastante claro. Tanto que hasta una niña de dos años lo puede comprender.

Y exactamente eso es lo que pasó el pasado jueves en Tallahassee, Florida. La policía tuvo que responder a la denuncia de un robo a mano armada, parando un vehículo similar al que se había visto huyendo del lugar. 

Los agentes detuvieron al conductor, que salió obedientemente ante sus indicaciones. Lo que no esperaban era que segundos después, una niña descalza saliera del coche también con las manos en alto:

En el interior del coche había dos pequeños, hijos del detenido, una de dos años, la que se entrega, y otro de apenas uno. En el vídeo se puede escuchar al detenido gritar que es su hija.

El vídeo fue publicado por un testigo de la detención y acabó haciéndose viral y causando una cierta controversia por el hecho de que la policía encañonase un vehículo en el que había solo un par de bebés. Eso obligó a la policía a publicar el vídeo completo de la detención, grabada por la cámara que llevan en el uniforme:

Al menos una cosa está clara: la niña tiene claro cómo entregarse a la policía. Eso en EEUU le puede ahorrar problemas.