La Jungla

Un corazón humano olvidado en un avión fuerza un aterrizaje de emergencia

En la Jungla. Llevaban unos 950 kilómetros de recorrido cuando descubrieron el órgano y decidieron volver sobre sus pasos para entregarlo al personal del hospital que lo esperaba.

"Alguien se ha dejado el corazón aquí" no es, en este caso, una sentencia romántica, sino totalmente literal. No sabemos si el personal del vuelo 3606 de la compañía Southwest Airlines que operaba el pasado domingo desde Seattle a Dallas dijo exactamente eso, pero tuvo que ser algo bastante parecido. El vuelo tuvo que dar la vuelta cuando se dieron cuenta de que el órgano para un trasplante seguía en el avión.

El aparato ya había recorrido unos 950 kilómetros desde el despegue y se encontraba al este de Idaho cuando la tripulación descubrió el inusual paquete destinado a un hospital de Seattle después de haber salido desde California. El comandante explicó lo que estaba sucediendo a los desconcertados pasajeros para volver sobre sus pasos.

Los responsables del corazón, Sierra Donor Services, han explicado que finalmente el corazón llegó en perfecto estado y que "no había ningún destinatario previsto". De acuerdo con las declaraciones que difundieron a través de un comunicado, recogidas por la CNN, "las válvulas cardíacas no están listas para un trasplante de forma inmediata, sino que tienen que prepararse con un procesador de tejidos".

La portavoz de la entidad sanitaria, Deanna Santana, incidió en que "un corazón completo para trasplante se debería colocar entre cuatro y seis horas después, por eso viaja directamente a un centro para un paciente particular y con un equipo casi exclusivo en un vuelo privado". En este caso, al no haber destinatario concreto, el órgano se transportaba en un vuelo comercial.

Por su parte, la compañía aseguró que en cuanto se percataron del incidente pusieron de nuevo rumbo al aeropuerto de origen para aterrizar y dejar el corazón. "Nos enteramos de que viajaba un envío de importancia vital que debía permanecer en Seattle para que llegase a un hospital local. Así que regresamos para asegurarnos de que fuese entregado en su destino en el tiempo establecido por el cliente", explicaron.