La Jungla

La tapa de retrete inteligente que la guerra de sexos necesitaba

En la Jungla. Este sencillo invento hace lo que muchos hombres no son capaces: bajar el asiento del retrete.

En toda casa en la que convivan hombres y mujeres se libra una batalla silenciosa -que en ocasiones no es tan silenciosa-. Se trata de la tensión que se crea alrededor de la tapa del retrete, o más concretamente del asiento. ¿Por qué a los hombres nos cuesta bajar el reposaculos y por qué a las mujeres les cuesta tanto subirlo? La ciencia no tiene respuesta a tal incógnita, pero al menos tiene una solución.

Estamos viviendo una auténtica revolución tecnológica. Desde que que en 2007 Steve Jobs presentó el iPhone hemos visto una carrera por convertir todos los objetos cotidianos en inteligentes -una carrera bastante estúpida, también os diremos-. Pero al menos pueden poner fin a este conflicto que amenaza con desequilibrar la paz romana.

Lo hará si sale adelante este proyecto de Kickstarter, que busca reunir 21.943€ para lanzar este revolucionario producto. Básicamente es una pequeña caja que enganchas a la tapa del retrete, por la parte interior. Tiene un temporizador que a los 90 segundos de subirla activa un mecanismo que, de un rudimentario empujón, hará que baje el asiento.

"No importa dónde estes, si viviendo con con un grupo de amigos, en un piso de 400 metros en Manhattan con tu novio o tras un matrimonio de 20 años. Todos nuestros días empiezan así: entras en el baño dormida, te sientas en el retrete y sientes ese familiar sentimiento de pánico mientras tu trasero desciende más de lo debido. Justo antes de tocar la superficie del agua, te recuperas y gritas con ira su nombre", dice la descripción de tan maravilloso producto, que promete salvar tu relación sentimental.

Aunque por otro lado, hay que decir que muy inteligente tampoco sería el cachivache. No deja de ser un aparato con un temporizador que obliga a los hombres a orinar en menos de 90 segundos o activa un mecanismo capaz de llenar de pis el reposaculos y de paso los pantalones. Ir al baño con una cuenta atrás, este futuro no lo imaginó ni Black Mirror.

En todo caso, si quieres uno de estos aparatejos solo tienes que aportar 29 dólares a la causa y, si todo va bien y logran recaudar sus objetivos, lo recibirás en abril de 2019. Dicho lo cual, lo más recomendable es no bajar únicamente el asiento, sino la tapa. Ayudará a que los gérmenes no se extiendan tanto.