La niña decapitada más real que hayas visto

La niña decapitada más real que hayas visto Krystel Hwang Facebook

La Jungla

Este disfraz de Halloween es mejor que una peli de terror

En la Jungla. A simple vista podría parecer un montaje o una ilusión óptica, pero se trata de un disfraz real que lleva una niña de dos años. 

En vísperas de la noche más tenebrosa del año los niños de medio mundo se lanzan a la calle con sus disfraces para pedir chucherías y decir aquello de "truco o trato". Sí, hablamos de Halloween, la tradición que los irlandeses instauraron en Estados Unidos y que ahora los estadounidenses han contagiado a gran parte del resto de países. 

Es el caso de Filipinas, que a priori nunca hubiésemos pensado que se trata de uno de esos lugares que han sucumbido a las calabazas y los fantasmas. Allí el Día de Todos los Santos sigue siendo una celebración religiosa, en parte por la influencia de los españoles que vivieron en el país, y el epicentro de los actos es el cementerio, donde acuden a honrar a sus muertos en familia.

Lo que ya los diferencia un poco más de nosotros es que se llevan un gran banquete para disfrutar allí e incluso cantan en karaokes. También, a juzgar por las imágenes que se han hecho virales estos días, son auténticos amos del disfraz. Estas dos niñas, Charlie y Maya, salían de esta guisa por las calles de Parañaque, una de las ciudades que componen la Gran Manila:

El vídeo, autoría de Krystal Hwang, muestra a Charlie de unos 6 años vestida de carnicera decapitadora, y a Maya, con unos 2 años, como la niña decapitada. Es tan sumamente real su disfraz que podría parecer incluso una ilusión o un efecto especial añadido después, digno de la película más terrorífica.