La actriz Paula Echevarría.

La actriz Paula Echevarría.

La Jungla

Paula Echevarría, "maricón el que lo lea"

En la Jungla. La actriz e influencer ha querido ir de graciosa en su cuenta de Instagram y, como era de esperar, el tiro le ha salido por la culata...

En un momento de ofensa fácil como el que vivimos, no medir las palabras en las redes sociales si eres famoso te convierte automáticamente en un kamikaze. Si ya de por sí cualquier opinión de un ciudadano anónimo en forma de tuit puede suscitar el odio de las masas, cuando tu carrera depende de gustarle a la gente tendrías que tener una serie de temas tachados de tu lista para no hablar de ellos jamás de los jamases. 

Pues bien, a Paula Echevarría tendrían que hacerle una lista así cuanto antes. Amigos y amigas de Paula, es urgente, prioridad absoluta si queréis que su carrera siga adelante. No, no estamos exagerando. La actriz e influencer lleva unos meses jugando con fuego. El pasado mes de junio, en una entrevista con ABC, se refirió a una supuesta rivalidad entre ella y Dulceida afirmando que "es como comparar a Dios con un gitano".

Uno de los ofendidos con el comentario fue el bailarín Joaquín Cortés, que no tardó nada en salir a replicarle. Pues bien, después de hacerse este Rober Bodegas en toda regla, Paula ha ido a por otro colectivo, pero solo de "broma": los homosexuales. Ojo que la chica apunta alto. Así, en torno a las diez de la mañana de este miércoles, publicaba un "chiste" en sus stories de Instagram:

Como podría haber previsto hasta el más ingenuo de los mortales, los pantallazos de su gracieta han corrido como la pólvora cosechando unfollows como si no hubiera un mañana: 

La peor disculpa del mundo

Cuando pones la venda antes que la herida es que ya te puedes hacer una idea de que has metido la pata y Paula se veía venir todo esto, el tema es por qué aun así lo ha hecho. Pero bueno, no leemos mentes y sí stories, como los 2,4 millones de seguidores que tiene en su Instagram y leyeron esto después del "chiste".

"Antes de que salga algún ofendido: adoro a los gais, bueno, a los que conozco y me caen bien... Vamos que no es discriminación, es un simple chiste, que últimamente hay que andar con pies de plomo". Y, siguiendo con su registro cómico, añadió en otra secuencia: "Por si acaso, pido perdón también al plomo". 

El chiste de Paula duró poco en Instagram y ella se ha hecho la sueca asegurando que la red social lo ha censurado:

"Censura en un chiste de toda la vida. Pues eso, lo que yo decía", contestó a una de sus seguidoras que le preguntaba por el tema. Quizás el tema está en que, a lo mejor, que llevemos diciendo algo "toda la vida" no significa que esté bien dicho y no sea ofensivo ¿no, Paula? Lo dicho, urge esa lista de temas para no tocar nunca más. ¿O acaso no habrá dos sin tres?