La compañía Ludovica Rambelli Teatro representando 'La resurrección de Lázaro'

La compañía Ludovica Rambelli Teatro representando 'La resurrección de Lázaro'

La Jungla

Cuadros con vida y música. Esta belleza barroca te reconciliará con el universo

En la Jungla. Una compañía teatral ha escenificado trece famosos cuadros de Caravaggio en la iglesia de un pueblo italiano creando una efímera, pero espectacular, obra de arte. 

El maestro Caravaggio fue el pionero de la pintura del Barroco entre los siglos XVI y XVII. Sus obras, eminentemente religiosas, atraparon composiciones donde las luces y las sombras, los colores trágicos y la presencia de multitud de personajes en la escena fijaron un estilo que incluso hoy en día trasciende en fotografías icónicas. 

Solamente 50 obras del italiano han sobrevivido hasta nuestros días y cinco de ellas se encuentran en nuestro país repartidas en el Museo del Prado, el Thyssen, el Palacio Real de Madrid, el Museo de Montserrat y la catedral de Toledo. Ahora, una compañía teatral ha obrado la magia: que los cuadros del artista cobren vida a través de sus actores de un modo magistral y sorprendente. 

Fue el tuitero @Mendilivar quien compartió un fragmento de estas Tableaux Vivants representadas por los actores y actrices de Ludovica Rambelli Teatro. El vídeo, compartido en su cuenta de Twitter, acumula más de 459.000 reproducciones:

El fragmento corresponde a la puesta en escena del proyecto el pasado 13 de septiembre en la iglesia de San Francisco de la localidad italiana de Sutri, en Viterbo, en la región de Lazio. La música del Requiem de Mozart sirve de banda sonora para revivir El Santo Entierro, El éxtasis de María Magdalena, El martirio de San Pedro, La decapitación de San Juan Bautista, Judith y Holofenes, La flagelación de Cristo, El martirio de San Mateo, La Anunciación, Descanso de la huida de Egipto, Narciso, La resurrección de Lázaro, El éxtasis de San Francisco de Asís y El adolescente Baco

Las ropas de los actores, sus gestos exagerados, la perfecta sincronización de su postura e incluso el uso de la iluminación nos regala una representación muy fiel de estas trece obras, lograda con poco atrezzo y mucho ensayo. La compañía italiana nació de la mano de la actriz Ludovica Rambelli, quien comenzó a dar vida a las pinturas de Caravaggio.