La Jungla

Los payasos también lloran: la muerte de Fofó detrás de las cámaras

La Jungla. La sonrisa perpetua de Los Payasos de la Tele no menguó con la muerte del mítico Fofó o, por lo menos, no delante de las cámaras...

Alan Moore contó en Watchmen, su novela gráfica llevada al cine en 2009, una fábula en la voz de Roscharch, su protagonista. Él narraba la historia de un hombre que iba al médico porque estaba deprimido, porque la vida le parecía "dura y cruel" y se sentía solo. El doctor le respondía: "el tratamiento es sencillo, el gran payaso Pagliacci se encuentra esta noche en la ciudad, vaya a verlo, eso lo animará". El paciente se echaba entonces a llorar y confesaba: "Pero, doctor... yo soy Pagliacci".

El cometido de los payasos es hacer reír y, por eso, no se concibe que sus rostros sean serios o reflejen la tristeza, pero no por ello dejan de ser personas con sus sentimientos y sus mochilas vitales. Los Payasos de la Tele marcaron la infancia de varias generaciones de nuestro país a través del único canal de televisión que se sintonizaba en aquellos tiempos, una Televisión Española en blanco y negro.

Uno de ellos, Alfonso Aragón, más conocido como Fofó, moría repentinamente el 22 de junio de 1976 a causa de una hepatitis B que le habían contagiado en una transfusión y España se quedó helada en pleno verano. Sin embargo, el show tenía que continuar y sus hermanos Gaby y Miliki, junto a su hijo Fofito, se ponían delante de las cámaras para grabar el programa.

"Fofó se ha ido al cielo a cantar canciones a los niños"

Ahora, 42 años después de aquel momento, RTVE ha sacado a la luz la grabación completa del instante en el que los payasos contaban a miles de niños españoles que Fofó había ido a cantar al cielo, donde había pequeños como ellos que lo estaban esperando. El contraste del gesto feliz de los payasos cuando le hablaban a la cámara y su mueca desencajada cuando la luz roja se apagaba ponen la piel de gallina: 

Todo un ejemplo de profesionalidad y compromiso con su público, al que solo querían regalar felicidad y, por eso, les contaron la muerte de la manera más dulce posible aunque estuvieran rotos por dentro. Una apreciación que no han pasado por alto los tuiteros:

Del trío que aparece en las imágenes de archivo de RTVE solamente sigue con vida Fofito, el hijo de Fofó, después del fallecimiento de Gaby en 1995 y de Miliki en 2012.