Parece una foto trucada, pero se trata de la detención real del Ken humano

Parece una foto trucada, pero se trata de la detención real del Ken humano Rodrigo Alves Instagram

La Jungla

El extraño físico del Ken humano le vale un arresto en Berlín

En La Jungla. La policía le solicitó su documentación para poder identificarlo, pero el influencer solo les pudo ofrecer un pasaporte donde estaba realmente irreconocible.

La vida de Rodrigo Alves, apodado el Ken humano, debe de ser bastante surrealista. Y es que vaya a donde vaya, su rostro, con aspecto plasticoso tras decenas de intervenciones estéticas, llama poderosamente la atención. Por si fuera poco, este influencer y colaborador televisivo, tira de modelitos de todo menos discretos, un combo difícil de superar. 

Su último percance ha ocurrido este miércoles en la capital alemana, donde fue detenido por no poder identificarse correctamente. Alves narró lo ocurrido en sus stories de Instagram, explicando que los agentes lo retuvieron hasta que pudo verificar quién era. El hombre, de 35 años, se encuentra en la capital alemana grabando un programa para una cadena de televisión.

En pleno rodaje se presentó la policía para solicitar los permisos y la identificación de todo el equipo. Todo el papeleo estaba en orden menos el pasaporte de Alves. Este llevaba encima una documentación antigua, con una foto de hace años en la que presentaba un aspecto muy diferente del actual. Lógicamente, no lo dejaron marchar. 

Un pasaporte caducado en el que estaba irreconocible

"La policía no pudo identificarme porque ahora estoy muy distinto a como estaba en la foto. Me han tenido que traer mi pasaporte actual escaneado para que me liberasen", explicó. Sin embargo, lejos de exagerar el drama de verte esposado, el Ken de carne y hueso aprovechó la situación para hacerse un book de fotos junto a los agentes, cuyas caras eran un poema:

Rodrigo Alves Instagram

Rodrigo Alves Instagram

Vestido con un traje de chaqueta de terciopelo rosa, una camisa blanca de volantes y unos mocasines a juego, Alves se tomó la detención como una oportunidad perfecta para sacar a relucir sus poses y tener contenido fresco que subir a sus redes sociales. 

El Daily Mail, que recoge la historia, asegura que el Ken acaba de pasar hacer poco por quirófano en un nuevo intento de frenar el paso del tiempo. Explican en el diario británico que el hombre, afincado en Londres, se ha gastado la cantidad equivalente a más de 570.000 euros en tratamientos de estética para parecerse al novio de la muñeca Barbie.