El logo de los Cuétara Flakes vestido con la indumentaria de Cabronazi

El logo de los Cuétara Flakes vestido con la indumentaria de Cabronazi www.memechampion.es

La Jungla

Cuétara y Cabronazi se alían en la más vergonzosa campaña de la historia

En La Jungla. La popular página de memes se ha arrimado a Cuétara para poner en marcha una campaña dirigida al público infantil que no cuadra mucho con su 'humor'.

Cabronazi creó su página de Facebook en 2015 y desde entonces no ha parado de sumar seguidores. Más de 12 millones de personas ven su contenido a diario en esa red social. Memes que, básicamente, no elaboran ellos pero les han hecho ganar mucha pasta, tal y como supimos este pasado mes de agosto: en 2017 facturaban la friolera de 370.000 euros. 

Aunque desde hace un tiempo suelen citar la autoría de todo lo que comparten, antes esto no ocurría, adjudicándose ellos el mérito creativo de medio país, un extremo que incluso consiguió que Facebook les cerrara la página temporalmente. Se trata, por lo tanto, de una de las iniciativas digitales más odiada por los que saben de qué van y más amada por aquellos que no están interesados en indagar.

En todo caso, la inmensa mayoría de los chistes que comparten usan temáticas y un humor enfocado a un público adulto. Precisamente por ello nos ha sorprendido tanto el tándem que acaban de formar con un producto que consumen principalmente niños:

Resulta paradójico que un proyecto que lleva la palabra "nazi" en su nombre y usa la imagen de Adolf Hitler como logo se pueda aliar con Cuétara para realizar una campaña dirigida al público infantil. Se trata, cuando menos, de algo alarmante. Aun a riesgo de parecer demagógicos, podríamos imaginar desde aquí qué pasaría si esta genial ocurrencia la pusieran en práctica en Alemania. Pues eso.

Fue tal el impacto que, en La Jungla, hemos creído al principio que podría tratarse de un fake; sin embargo, una simple visita a la web de la promoción nos sacaba de dudas y nos desgranaba la perversión total de la idea: poner a los chavales a hacer memes -que después usará Cabronazi también-, a cambio de diversos premios. ¡Eureka!

Para participar en el concurso nos ofrecen un generador de memes que puede ayudarnos en su creación y nos muestran una selección de los que les están llegando. Obviamente, no se han librado del troleo y basta con echar un simple vistazo para ver que los chistes son más de dos rombos que de uno:
De momento, además del necesario troleo, también hay indignación en Twitter:
Además, leyéndonos un poco las bases del concurso nos sorprenden requisitos como que "se recomienda a los participantes el uso de imágenes y elementos de creación propia (fotografías y diseños cuya autoría sea del propio usuario)" o "no se admitirán publicaciones alusivas y/o con contenidos sexuales, violentos, denigrantes, racistas, discriminatorios, difamatorios, así como amenazas o insultos que puedan herir la sensibilidad". Lo de la hipocresía y la coherencia, ya tal. 
¿Qué pasará ahora? ¿Reculará Cuétara y retirará la campaña?, ¿modificarán algo? o, como suele pasar en este país, ¿harán oídos sordos y tirarán pa lante?