Evie

La Jungla

Un sacaleches femenino la lía gorda al comparar a las lactantes con vacas

En la Jungla. Una marca especializada en salud ha desarrollado un sacaleches para mamás que se aleja del diseño habitual en este tipo de aparatos: la marca asegura que su dispositivo no hace sentir a las mujeres como vacas.

El embarazo cambia por completo la vida de toda mujer, tanto a nivel corporal como anímico y mental. Con el nacimiento se desencadenan un sinfín de emociones y también una enorme cantidad de responsabilidades que pueden hacerse tan empinadas como un muro. Cuidar al bebé, cambiarle, acomodarle en su cuna, tratar de dormir lo máximo posible... Y alimentarlo, por supuesto. Dar el pecho es lo más recomendable, al menos durante los primeros meses, pero no siempre resulta sencillo si la madre tiene que reincorporarse al trabajo tras la baja maternal. ¿Y cuál es la mejor solución para que el bebé siga alimentándose de la leche materna sin necesidad de que la madre esté siempre presente? Extraer la leche del pecho y guardarla en tarros para así tenerla a punto cuando toquen las tomas.

Para la extracción de la leche se utilizan los sacaleches, unos aparatos que crean succión en el pecho imitando el gesto del bebé. No son demasiado cómodos, su uso es algo aparatoso y obligan a que la madre necesite intimidad para extraerse la leche. ¿Puede evolucionar este tipo de dispositivos? Elvie, una marca de productos tecnológicos de salud, cree que sí ya que ha desarrollado un sacaleches de última generación que hasta se conecta con el smartphone. Además, su diseño prescinde de tubos para que las madres no se "sientan como vacas".

Elvie asegura que el 100 % de las mujeres que utiliza un sacaleches convencional se siente como vacas. Con su nuevo producto, que aún no está a la venta, la marca utiliza un diseño condensado y minimalista que encaja en el pecho femenino para quedar sujeto por el sostén. De esta forma las mujeres no solo pueden extraer la leche de manera más cómoda, también pueden hacerlo en cualquier parte y momento ya que el aparato queda escondido por completo bajo la ropa

Detrás de la idea del sacaleches de Elvie (Elvie Pump) se encuentra un producto pensado para hacer más cómoda e íntima la extracción de leche. Eso sí, la comparación con las vacas no ha gustado mucho en las redes sociales ya que la marca recibió gran cantidad de comentarios negativos en su página de Facebook tras colgar el vídeo con el anuncio. Desde mujeres que critican la sexualización del pecho femenino a animalistas que denuncian el maltrato de las vacas como parte de la industria alimentaria. Una buena parte de los comentarios sí demuestra curiosidad por el producto y alaba la idea de rediseñar el sacaleches convencional.

Elvie aún no comercializa el sacaleches Elvie Pump, pero ha abierto una lista de correo para enviar la información a los interesados conforme se ponga a la venta.