La Jungla

Estos cañonazos a cámara ultra lenta son lo más relajante que verás hoy

En la Jungla. A cámara lenta el mundo se ve de forma totalmente distinta. Incluso algo tan violento como un cañonazo es algo extrañamente bello.

javierelio

Cuando uno piensa en cosas relajantes, seguramente lo último que se le viene a la cabeza es un cañonazo. De hecho, los cañonazos posiblemente sean de las cosas menos relajantes que se nos puede ocurrir. Más bien el sonido de una explosión que despide un proyectil destinado a matar gente.

Y sin embargo, visto a cámara ultra lenta, los cañonazos son tan hipnóticos como relajantes, como se puede comprobar en este vídeo del canal Smarter Everyday, un canal especializado en ciencia. Se han desplazado a una competición de artillería celebrada en Tennessee, a la que se desplazó con dos cámaras que graban a cámara ultralenta.

El resultado es espectacular. Ver cómo el gas y el fuego se arremolinan justo antes de la gran explosión es, a esta velocidad tiene tanto de hipnótico como de extrañamente relajante.

Es fascinante ver también la onda expansiva, que se ve perfectamente en el movimiento de la hierba, aunque la visión que nos proporciona con la opción de pixel diferencial -que, en una grabación, permite ver qué pixel se ha movido en relación con el plano anterior- es también bastante increíble.

No es la primera vez que en este canal se hacen pruebas con cámara lenta con unos resultados espectaculares. No hay más que recordar este vídeo que realizó con un rifle AK-47 bajo el agua:

O este otro sobre la muerte de Houdini, en el que logró que un puñetazo en el estómago fuese bello, a su manera:

O este otro, en el que capturaba qué ocurre cuando te haces un tatuaje:

Aunque si te gustan las imágenes a cámara lenta, no te puedes perder el trabajo de los chicos de Slow-mo Guys, que como su nombre indica se centran en vídeos que capturan esa fascinante vida ralentizada:

Aunque quizá el más fascinante que han hecho es en el que se dedicaron a analizar cómo funciona una televisión, desmontando el truco con el que te engaña:

Tan rutinario, y tan marciano.