Lil Xan

Lil Xan

La Jungla

Una 'sobredosis' de Cheetos acaba con un rapero hospitalizado

En la Jungla. Un joven rapero estadounidense de 21 años ha tenido que pasar por Urgencias después de haber ingerido una cantidad considerable de Cheetos picantes. 

Los tiempos han cambiado. Si no hace tanto que los raperos ejercían de enfants terribles de la música habiendo cogido el testigo de los rockeros más desfasados y destrozones del panorama musical internacional, a juzgar por la noticia que nos ocupa podemos ir retirándoles el título y dejarlos a la altura de los cantantes más mojigatos. 

Diego Leanos, un rapero estadounidense más conocido por el nombre artístico Lil Xan, ha tenido que ser trasladado al hospital después de ingerir una cantidad considerable de snacks picantes. Se había rumoreado que su ingreso podría haber tenido algo que ver con el consumo de alcohol y drogas, pero el joven hizo un vídeo en Instagram aclarando que ese no era el motivo sino otro bastante diferente.  

"Fui al hospital hoy. Solo quiero que todos sepan que no fue por ninguna droga, sino porque comí demasiados Hot Cheetos y creo que esto me hizo daño en el estómago porque vomité mucha sangre", aclaró el joven de 21 años en el post:

"Un demonio de droga"

Para tranquilidad de sus fans, el rapero insistió en que su salud está bien y él se encuentra "más sano que nunca". Además, avanzó, está ultimando el comienzo de su tercera gira por Estados Unidos que empezará próximamente. 

Leanos también quiso advertirles a sus seguidores sobre la materia prima que lo había dejado fuera de juego: "tengan cuidado, los Hot Cheetos son un demonio de droga", escribió en su post de Instagram.