Antonio durante la extracción de sangre con la que donó células madre.

Antonio durante la extracción de sangre con la que donó células madre. @ARAjenjo Twitter

La Jungla

"Yo salvé una vida": la historia de este donante de médula acaba con los tópicos

En La Jungla. Este joven cuenta en primera persona todo el proceso que vivió desde que se hizo donante hasta que supo que había salvado la vida de alguien.

El número de donantes de médula ósea en nuestro país no ha dejado de crecer en los últimos años. Lo hace a un ritmo de 120 donantes diarios y durante este 2018 el objetivo es llegar a los 400.000 registrados. La Fundación Josep Carreras puso en marcha el registro en 1991 y los últimos datos que manejan son de 350.000 donantes y más de 70.000 unidades de sangre de cordón almacenadas. 

Con todo, eso de donar médula es para muchos sinónimo de dolor, intervenciones y un sinfín de pruebas médicas que podrían desanimar a cualquiera, pero todo parecido con la realidad es pura coincidencia. De hecho, las campañas de sensibilización se están centrando en la idea de que solamente es necesario un pinchazo para hacerse donante. 

Así que testimonios como los de Antonio R. Ajenjo (@ARAjenjo) son muy útiles para conocer la realidad del proceso y acabar con esos mitos que pueden estar provocando rechazo en futuros donantes. Él contó su experiencia a través de su cuenta de Twitter en un hilo que ya se ha retuiteado cerca de 8.000 veces: